Orgasmos interiores y exteriores

Según la tradición taxista y tántrica, los seres humanos tenemos la capacidad de experimentar dos tipos de orgasmos, los internos y los externos. Sin embargo, los occidentales no siempre logramos obtener los internos

orgasmos-interiores-1.jpgEl orgasmo es digamos una noción referente a cada persona, y esto quiere decir que si le preguntas a cierto grupo, al azar, qué es a lo que ellas llaman orgasmo, entonces, podremos tener tantas respuestas diferentes como número de ellas entrevistamos.

Y es que existen los orgasmos mínimos pero también muy poderosos, los que algunas personas experimentan como muy explosivos, los que duran algunos pocos segundos y otros que se prolongan durante horas, unos que tienen que ver sólo con el clítoris y otros con los genitales y también otros que no tienen que ver con el cuerpo en absoluto.

En realidad, hay estudios que hablan de mujeres que pueden llegar al orgasmo de cientos de maneras, por ejemplo están las que se excitan tanto cuando escuchan a su pareja al teléfono que rápidamente llegan a uno, o las que al sentirse asustadas tienen otro, o también las que al recibir un masaje en los pies, o las que al peinarse el cuero cabelludo experimentan un orgasmo desmedido; aunque también están las que recurrían a la fantasía y para llegar a él, casi ni necesitaban estimulación física.

En el caso de los hombres, debido a que estos tienen muy pocas formas de excitación (en clara comparación a las mujeres) el asunto es un poco más fastidioso. Sin embargo, las mujeres son multipotentes en cuanto al tema del sexo, y esto quiere decir que se pueden excitar con cualquier cosa si es que el ambiente, los sentimientos y la estimulación son los propicios.

orgasmos-interiores-2.jpgOrgasmo: una escalera de placer
En realidad, para cualquiera de los dos sexos, experimentar un orgasmo es muy parecido, tal vez sea como subir unas escaleras, paso a paso, ya que así los mensajes del sistema nervioso se van haciendo más fuertes, entonces, se acumulan hasta el punto que las sensaciones se asordan o llegan a su punto máximo. La primera respuesta que pasa por la mente es que esta puede amplificarse por la entrada del pene a la vagina, o con un vibrador, o con la misma mano o los dedos, al mismo tiempo que los músculos de las piernas se mueven cadenciosamente

Entender la naturaleza del orgasmo, es decir cómo es que se va sintiendo este paso a paso, es algo muy importante para muchas mujeres que con dificultad pueden experimentarlo. En realidad, hay muchas causas por las que esta ausencia de orgasmo existe pero tal vez sea la más frecuente la que tiene que ver con una estimulación segura y por tanto, repetitiva que las pueda llevar hasta el final, es decir, del orgasmo en sí. Y esto ocurre debido a que muchos hombres tienden a aburrirse o simplemente, no saben cómo llegar a este momento en el desarrollo evolutivo sexual de su pareja; de otro lado, las mujeres son muy tímidas o por falta de conocimiento de su propio cuerpo, entonces, no saben cómo enseñarle a su pareja. En realidad, el método para que las mujeres aprendan qué es lo que pueden hacer con su cuerpo y hasta donde pueden llegar, es la masturbación.

Lo que dicen los orientales
Según las teorías taoísta y tántrica, se considera que el orgasmo no es algo que sólo tenga que ver con el cuerpo, como lo considera Occidente, sino que más bien es una función del chi o que también podríamos llamar energía del cuerpo.

De esta manera, los ovarios o los testículos crean una energía sexual que puede despedirse del mismo cuerpo o también mantener una suerte de reciclamiento en él mismo.

Por tanto, si nos referimos a “orgasmos exteriores” estos tienen que ver con los que se dan en la parte de los genitales y por tanto, la energía que se expulsa se reparte hacia la parte de afuera como si fuesen líquidos del cuerpo, es decir para ambas partes, tanto en hombres como en mujeres. Así, acumular este tipo de energía lleva mucho tiempo pero contrariamente, lleva poco expulsarla del cuerpo.

Con respecto a los “orgasmos interiores”, estos tienen la particularidad de hacer que la energía circule una vez más, a través de las rutas del cuerpo y también de los nervios corporales, lo que ocasiona que la persona se estimule por completo. Así, es mediante la práctica que estos pueden hacerse más extensos, no sólo en tanto la duración sino también en tanto la cantidad de la energía que ha sido creada.

orgasmos-interiores-3.jpgSi lo vemos desde el punto de vista de la calidad, entonces, nos daremos cuenta que al obtener un buen orgasmo estamos teniendo una mejor conexión física, emocional y espiritual con la persona que queremos, de tal modo que lo único que se cree no sea una energía sexual que se expulse y por tanto, que se pierda, sino también una energía cíclica que sea sanadora de los cuerpos de tales amantes.

Por suerte, no hay necesidad de ser seguidores del taoísmo para poder llegar a tal grado de experimentación, es decir la sensación de que ambos se convierten en una misma persona, una misma fuente creadora de energía, es decir en un acto sexual que sea verdaderamente espiritual.

Por tanto, los occidentales podrían gozar de dicha conexión de las almas al hacer el amor, si es que se permitieran centrar su atención en la idea de la unidad que se comparte, en vez de pensar en un ego y la búsqueda desesperada de la satisfacción última (es decir, el orgasmo) y por tanto, los objetivos personales que se suelen buscar cuando se tienen relaciones sexuales.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...