Posibles complicaciones en el embarazo

Se estima que el 34% de las mujeres adolescentes de Estados Unidos se quedan embarazadas antes de cumplir los 20 años. Estos datos dejan como resultado más de 800 mil embarazos juveniles al año, pero ¿somos conscientes de las complicaciones que ello puede acarrear?

Se estima que el 34% de las mujeres adolescentes de Estados Unidos se quedan embarazadas antes de cumplir los 20 años. Estos datos dejan como resultado más de 800 mil embarazos juveniles al año. La maternidad es algo que aterra a cualquier adolescente, pues no repercuten solamente en su físico sino también les afecta psicológicamente. Esto puede conllevar diversas complicaciones en la gestación que pueden provocar graves efectos en el niño que se está formando.

Las mujeres jóvenes pueden correr riesgos durante el embarazo

Las embarazadas adolescentes tienen que enfrentarse a los altos riesgos de que su embarazo se complique. Estas complicaciones pueden ser anemia, nacimiento prematuro de la criatura o alta tensión arterial. Otras de las complicaciones aparecen debido al estrés y mala alimentación durante los meses de embarazo. Las mujeres adolescentes se enfrentan a dos tipos de complicaciones, estas pueden afectar tanto a la propia madre como al feto que está madurando en su útero.

La anemia es una situación médica en el que baja el número de glóbulos rojos en la sangre, habitualmente causada por una falta de hierro en la dieta de la persona. La falta de hierro puede solucionarse ingiriendo más alimentos ricos en ese mineral, como carne o vegetales, o tomando suplementos que se encuentran en las farmacias.

La alta presión arterial puede ser causa de diversos motivos dependiendo de cada individuo y sus niveles de estrés. La presión en la sangre es la fuerza con la que la sangre es impulsada contra las paredes de las arterias. La tensión se calcula cuando el corazón bombea sangre y posteriormente cuando está en reposo.

Esto ocurre habitualmente entre latido y latido. La tensión arterial alta es un “asesino silencioso” y mucha gente no sabe si quiera que lo padece. Desgraciadamente, las adolescentes que se quedan encintas tienen un riesgo superior a desarrollar esas patologías. Ambas si no se atienden pueden ser realmente peligrosas.

Las embarazadas adolescentes tienen que enfrentarse también ante la posibilidad de un parto prematuro. Las señales que indican que esto ocurre son: la pérdida de sangre por la vagina, calambres abdominales, presión en la pelvis sintiendo como si el bebe está empujando hacia el exterior, dolor de espalda, secreción de fluidos vaginales y contracciones vaginales cada diez minutos.

Dar a luz prematuramente es peligroso para la adolescente y para el bebé, por lo que si experimentas algunos de los síntomas de los que hemos hablado, contacta con tu médico inmediatamente.

La posibilidad de que el niño nazca con un peso inferior al óptimo es otro de los grandes problemas que podrían deber enfrentar. Estas criaturas con un peso al nacer bajo, tienen más posibilidades de sufrir enfermedades que aquellos con un peso que más se ajuste a lo normal. También puede suceder que al nacer de una manera prematura, los órganos del recién nacido no se hayan desarrollado completamente, lo que puede provocar serias disfunciones intestinales, derrames cerebrales, problemas respiratorios o deficiencias en la visión.

Hay numerosos riesgos relacionados con los embarazos, pero las adolescentes tienen incluso más posibilidades de enfrentarse a uno de ellos, y más si se tienen menos de 20 años de edad.

Fuente: realsexedfacts
Imagen: tamia_foto en Arte y Fotografía

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...