Tener sexo un una ex-pareja

Mantener relaciones con un ex puede no ser lo más indicado cuando queremos avanzar en nuestra vida sentimental. Se trata deuna opción fácil y cómoda de procurarse una experiencia sexual, pero puede acabar bastante mal. Sin embargo, hay antiguas parejas que, con el tiempo, se han vuelto a reencontrar satisfactoriamente.

Revisitar cuerpos pasados puede ser complicado

A veces en la vida se producen encuentros inesperados que parecen bromas del destino. De repente, y sin apenas esperarlo, te encuentras delante de aquel ex que pensaste que nunca volverías a ver. Las relaciones finiquitadas no siempre se quedan en un reducto de nuestra memoria para nunca más volver a ver la luz. Al contrario, es posible que experiencias pasadas reaparezcan en el presente para poner a prueba tu resistencia. Eso es precisamente lo que ocurre cuando nos encontramos con algúna ex-pareja o ex-amante. Si hablamos de ex y no de alguien presente en tu vida, significa que algo no salió bien y que debes alejarte de esa relación. Pero ¿es eso tan fácil de determinar cuando tenemos delante a un antiguo amante?

Siempre es más fácil acordarse de lo bueno que de lo malo. Cuando te enfrentas a personas que pertenecen al pasado, posiblemente ya no te acuerdes de las malas experiencias. Se trata simplemente de una cuestión de superviviencia humana, nos quedamos con aquello que no nos hace daño. Por otro lado, si sucumbes a los encantos de un ex es porque resulta más fácil tener sexo con alguien del que ya conoces sus puntos fuertes y sus debilidades. Sabes lo que le gusta, el otro sabe lo que te gusta a tí… es sencillo. Cuando uno se cansa de hacer esfuerzos, es muy fácil revisitar cuerpos pretéritos y ya explorados. El sexo con un desconocido es más complicado, es necesario un trabajo previo que pasa por abrirnos a otra persona… aunque sea un poco. El sexo con un ex no entraña este problema, pero sí otros distintos.

Cuando se mantienen relaciones con un ex es muy fácil olvidar las razones que os empujaron a no estar más tiempo juntos. Conoces a esa persona, y recuerdas antiguas pulsiones que te llevan a un deseo inminente y fácil. Puede que, tras una noche de pasión y al despertar ambos, te des cuenta entonces de por qué ya no es una persona capital en tu vida. Sino que ha pasado directamente a la lista de los denostados amantes pasados, apelados con el irritante prefijo “ex”.

En encuentro inesperado puede acabar en la cama

Hay casos mucho más dichosos, afrotunadamente. El hecho de enrollarte con tu ex no comporta necesariamente un acto de penitencia a posteriori, sino que puede dar como resultado una unión duradera. Cuántas parejas no se han encontrado, desencontrado y vuelto a encontrar más tarde. Las personas no siempre se encuentran en un mismo punto sino que evolucionan y crecen, por lo que el momento en que se retoma la relación puede propiciar una unión más duradera. Eso solo lo sabes tú.

Cuerpos por balinto en Flickr

Pareja cenando por Moriza en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...