¿Y si él no quiere sexo?

Está cansado o tiene dolor de cabeza, pero tú sabes que en realidad no tiene ganas de hacer el amor contigo, y si accede es por deber más que por placer. Su pérdida de interés sexual te hace sentir culpable y poco atractiva; tu autoestima ha disminuido y piensas que él está interesado en otra mujer; su rechazo te hace sufrir y estás constantemente de mal humor. Tú jamás te imaginaste que algún día tu pareja evitaría el sexo y llevan meses o años sin una vida sexual plena. Al no encontrar placer en la actividad sexual, tú misma te has distanciado de él y esto ha alterado tu vida laboral y social.

Es muy doloroso, sin embargo no eres la única mujer en el mundo que lo sufre. La inapetencia sexual es una situación por la que atraviesan tres de cada diez hombres, y es una de las principales causas por las que se acude a terapia de pareja. La falta de deseo sexual en él no significa necesariamente que la relación se haya destruido o que se haya terminado el amor. Sin embargo sí es un síntoma de que la relación anda mal, porque el deseo sexual es absolutamente psicológico y está relacionado con las experiencias que han tenido como pareja.


Si no se trata de desamor ni de un problema hormonal, la falta de deseo sexual de tu compañero seguramente tiene raíz en una situación como las siguientes:

· Como pareja han tenido una vida sexual normal, sin embargo actualmente él atraviesa una situación de mucho estrés que ha disminuido su libido.
· Él está obsesionado con su trabajo y esto le ha hecho perder completamente el interés en el sexo.
· Como pareja llevan una convivencia rutinaria o tienen relaciones siempre en el mismo lugar y esto influye en la falta de apetito sexual.
· Él nunca ha sido muy apasionado o incluso el sexo es algo innecesario para él. Esto crea conflicto contigo que eres una mujer sexualmente normal.
· Él tuvo una educación familiar o religiosa muy represiva, o tal vez una experiencia traumática, y esto le hace sentir que el sexo es algo sucio o malo.
· Él se siente incómodo con su desnudez por estar gordo o flaco.
· Tú te has distanciado de él haciéndolo sentir frustrado e incomprendido, y su reacción ha sido retraer la pasión que sentía por ti para evitar expresar sus sentimientos o por miedo al rechazo.
· Tú has tenido hacia él una falta de afecto, conducta dominante, abuso de autoridad o violencia conyugal, y su rencor se ha manifestado en forma de desgano sexual.
· Él ha encontrado a otra persona y ahora su deseo sexual es por ella.
· Él padece de depresión crónica.

Fuente: Esmas.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...