Ahorrar luz en casa: cuestión de actitud

Las continuas subidas en la factura de la luz hacen que sea imposible para muchas familias llegar a final del mes. Te damos algunos trucos para conseguir ahorrar en ella.

ahorro luz

Las continúas reformas y planes eléctricos están haciendo que la factura de la luz se convierta en un problema serio para muchos hogares. Primero fue la subida de la tarifa por potencia de contratación, algo que hizo que en muchos casos los hogares y negocios acabasen por bajar la propia en un intento desesperado por rebajar los costes fijos de la factura. Luego llegaron las subidas por el precio de mercado y ahora, los contadores inteligentes prometen complicar mucho más el panorama energético. Pero, ¿es todavía posible ahorrar luz con todas las pegas que tenemos en el actual mercado?

En realidad sí. Lo cierto es que lo mejor para ahorrar dinero en la factura de la luz, es modificar ligeramente nuestros de hábitos y pasarte a una tarifa con discriminación horaria. Muchas de las costumbres que tenemos te están haciendo incrementar el gasto de dinero en la factura sin darte apenas cuenta. A continuación te vamos a mostrar algunas ideas para que consigas optimizar el gasto en luz de manera razonable en tu hogar. ¿Te animas al cambio?

Trucos básicos para ahorrar dinero en la factura de la luz

  1. Cambia tus bombillas: aunque el gasto que hacen las lámparas de casa no es demasiado elevado, sí que se puede conseguir un importante ahorro anual si apuestas por cambiar las bombillas optando por unas de bajo consumo. Actualmente no son excesivamente caras, y además de ahorrar con cada uso, tienen una mayor duración en el tiempo por lo que te compensará la inversión. ¿Ya has cambiado tus bombillas por unas de bajo consumo?
  2. Cuidado con el consumo fantasma: el consumo fantasma hace que desperdiciemos un montón de electricidad al año, y precisamente esa electricidad se nos cobra en la factura aún sin haberle dado uso. En ese sentido, deberías considerar apagar todos aquellos electrodomésticos y productos de electrónica de consumo que no vayas a utilizar. Y cuando decimos apagar, nos referimos a apagarlos del todo. El modo stand by es en la mayoría de los casos el causante de ese gasto innecesario de energía, y por lo tanto, de que tu factura de la luz te cueste más.
  3. Instala ahorradores de energía: actualmente existen en el mercado un montón de productos y elementos que te permiten gestionar el gasto de energía de tu hogar y detectar el que se está convirtiendo en el causante de esas facturas de luz tan costosas. Al mismo tiempo existen en el mercado nuevos aparatos que monitorizan nuestro uso de la energía y nos permiten controlar qué hacemos mediante aplicaciones móviles en las que recibimos datos reales al momento. ¿Los has probado?
  4. Optimiza el uso de la calefacción y el aire acondicionado: El aire acondicionado en verano y la calefacción eléctrica en verano son uno de los elementos que más elevan la factura de la luz. Utilizarlos solamente cuando se requiera, con las puertas y ventanas cerradas y solo cuando se está en casa, o programarlos para cuando se llega, son algunas de las opciones que tienes para ahorrar dinero en la factura de la luz.
  5. Cierra bien puertas y ventanas para conservar la temperatura: el gasto eléctrico depende en muchas más ocasiones de las que piensas de no aislar bien la casa. Además de los materiales más adecuados para la construcción, si tu vivienda ya está lista lo mejor será asegurarte de que tanto puertas como ventanas están bien cerradas. Solo así lograrás que no se escape el calor o el frío que estás buscando mantener en casa.
  6. Elige bien tu compañía de luz: actualmente, gracias al mercado libre de la energía existen un montón de empresas que comercializan electricidad en todo el país. De esa manera, puedes descubrir otras tarifas que se adapten más a lo que realmente necesitas y disponer de un servicio de atención especializado. Nuevas compañías como Holaluz ayudan a lograr ahorro específico según el perfil de cada consumidor. ¿Todavía no los conoces? En su caso, la buena valoración de sus clientes les avala y tiene mucho que ver con su relación cercana con ellos. Sí, sí, es posible contactar sin problemas y hacer cualquier trámite. Los pasos para contratar sus servicios son sencillos y cuentan con todo lo necesario para resolver dudas, un familiar me lo ha explicado en primera persona y está muy satisfecho.

Ahorrar dinero en la factura de la luz es posible. Se trata únicamente de utilizar la lógica, cambiar hábitos y asegurarte de que realmente tienes al mejor proveedor. Una factura clara, que te explique todo lo que has consumido y un servicio de atención al cliente personalizado es lo que se necesita para asegurarse de que has dado en el clavo con uno de los trucos para ahorrar energía más básicos y que no siempre se tienen en consideración. ¿Ya has echado un vistazo a las ofertas que hay en el mercado para mejorar tu factura de la luz?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...