Kokedama el arte de cultivar plantas en musgo

Si quieres saber cómo elaborar un kokedama este artículo te puede interesar

moss-2010927_1280

Kokedama es el nombre que recibe una técnica japonesa que consiste en cultivar plantas ornamentales en una bola de musgo.La palabra “Koke” significa musgo y “Dama” significa bola.

Las plantas nos ayudan a purificar el aire, a calmar el estrés y la ansiedad, humedecen nuestros hogares y absorben contaminantes del aire por eso es importante que estén a nuestro lado y la técnica kokedama nos permite tener plantas de una forma más natural para estar en mayor contacto con nuestro planeta Tierra.

Kokedama es una técnica que surgió en Japón hace unos quinientos años y consiste en una bola compuesta por turba, akadama que es una arcilla japonesa y arena de río todo recubierto de musgo y sujeto con un hilo en el que puedes plantar todo tipo de plantas tanto de interior como de exterior.

¿Cómo hacer un kokedama?

Para realizar un kokedama vas a necesitar los siguientes ingredientes:

  • La planta de tu elección
  • Turba
  • Akadama
  • Arcilla
  • Arena de río
  • Musgo
  • Cordel

La planta que elijas debe ser de crecimiento lento para que no tengas que cambiar la bola muy a menudo.

El primer paso para hacer el kokedama es moldear la bola con la akadama, la arcilla y la arena. La proporción ideal es 1 parte de akadama, 3 partes de turba o tierra normal y un poco de arena de río.

Humedece la mezcla y ve dándole forma dejando un agujero central en donde vas a colocar la planta.

Antes de colocar la planta procura hacer un poco de limpieza de raíces para que quepa bien y luego echa un poco más de mezcla de sustratos para taparla.

Llegado a este punto debes coger el cordel y empezar a dar vueltas por toda la bola como si fuera una telaraña.

Humedece un poco el musgo con un pulverizador con agua y comienza a colocarlo alrededor de la bola.

Ahora solo tienes que colocar el kokedama en el lugar que tu quieras

Cuidados del kokedama

Si quieres que tu kokedama se conserve bien bonito estos consejos pueden ayudarte:

  • Procura no exponer el kokedama a sol directo pues puede resecar demasiado el musgo y hacer que la planta no conserve la humedad que necesita para vivir.
  • No aprietes nunca la bola para eliminar el exceso de agua
  • Para regar el kokedama debes hacerlo por inmersión, es decir debes sumergirla en un recipiente con agua y esperar a que absorba el agua durante unos diez  o quince minutos y luego dejar que escurra el exceso de agua.

¿Te atreves a elaborar tu propio kokedama?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...