Alan Wake, la apuesta cinematográfica de Remedy

El nuevo videojuego de Remedy Entertainment es Alan Wake, un producto de los más interesante para aquellos que son aficionados al cine de misterio y a la ficción televisiva. Directamente inspirado en series como Lost, Expediente X y, sobre todo, Twin Peaks, se basa en una narración episódica y en la inclusión del elemento sobrenatural para guiar el relato de los acontecimientos. Alan Wake es un escritor que llega al aparentemente tranquilo pueblo de Bright Falls sin saber que su estancia se convertirá en una pesadilla en toda regla.

Alan, héroe muy a su pesar, luchará por encontrar a su esposa

Alan Wake es un escritor en crisis creativa que decide empezar una nueva vida en el pueblo norteamericano de Bright Falls, en el estado de Washington. Tanto Alan como su esposa esperan ser felices entre la impresionante naturaleza del lugar y el estilo de vida sencillo propio de una pequeña localidad. Parece la fórmula perfecta para recuperar la antigua creatividad.  Pese a que Alan escribe novelas de misterio, nunca podría haber imaginado la pesadilla que que está a punto de desencadenarse a raíz de su llegada. Bright Falls esconde numerosos secretos. Algunos de ellos, no querríamos escucharlos nunca.

A voz de pronto, lo que te acabamos de contar parece el argumento de una atractiva y prometedora película de misterio. O por lo menos de una serie de televisión. Sin embargo, estamos ante uno de los videojuegos de la temporada: Alan Wake, creada por el prestigioso estudio Remedy, que ya alcanzaron un notable éxito con la saga Max Payne. A través de este nuevo juego, exclusivo para la Xbox 360, podrás ponerte en la piel de un hombre ordinario que se convertirá en un héroe, intentando acabar con las fuerzas del mal que asolan la tranquila vida de Bright Falls. Cuando la mujer de Alan desaparezca en misteriosas circunstancias, el juego se desencadenará hasta sus últimas consecuencias. Se cuenta con el atractivo añadido de que los jugadores no saben contra quién (o contra qué) luchan, sino que el misterio se resolverá de manera progresiva, interactuando con los diversos personajes y avanzando en la historia. Alan Wake es un videojuego sí, pero pensado para un público cinéfilo.

Unos gráficos de película

Uno de los aspectos más interesantes de Alan Wake es su conexión directa con el cine y la ficción televisiva. De hecho, el juego se inspira directamente en la estética y el imaginario del thriller psicológico. En primer lugar tenemos un anti-héroe, un personaje que, sin quererlo, se convierte en el protagonista de un clima de acción extremo para salvar lo que más ama. Los ambientes nocturnos tienen, como veremos después, una importancia capital para el desarrollo del juego. Así, nos encontraremos sumergidos en la oscuridad de un bar de carretera, en el interior de un bosque, o violando la aparente calma de una casa abandonada. Las influencias de series como Lost, Expediente X o Twin Peaks son esenciales en la estructuración y la ambientación de la historia. Por un lado, el juego se basa en una narrativa episódica similar a la de una serie de televisión. Mediante el transcurso de las diferentes unidades, la manera de jugar evoluciona y, además, se incorporan nuevos elementos y personajes para subir el nivel de intensidad, de suspense y de aventura. El mismo mecanismo que emplean los guionistas de Lost.

Los elementos sobrenaturales nos remiten directamente a las peripecias de los agentes Fox Mulder y Dana Scully en Expediente X. Al mismo tiempo, esa unidad endogámica y aparentemente tranquila que es un pueblecito cercado por la naturaleza, nos recuerda que, como en Twin Peaks, el mal reina por todos lados. Inclusive en pequeños y encantadores rincones como  Bright Falls. Sobre todo en ellos, podríamos decir. El misterio, el suspense y los elementos sobrenaturales se mezclan con una inquietante atmósfera de aislamiento. De  inspiración narrativa propiamente cinematográfica, en Alan Wake todo es posible. Además, los impresionantes paisajes se combinan con un cuidado especial por el elemento musical, que refuerza las atmósferas de una manera más que efectiva. Alan wake es una experiencia diferente que combina elementos de la ficción televisiva y toda la acción que se pide de un videojuego de calidad.

Escenarios al detalle

Por si fuera poco, los trasvases o cruces entre los dos medios llegan hata el extremo de que los creadores del videojuego han realizado una precuela del mismo… pero en versión cinematográfica. Remedy, en colaboración con Microsoft ponen a disposición de los aficionados una precuela que se distribuirá en Xbox Live, titulada Bright Falls. En ella se nos dan las primeras claves para introducirnos en el universo “Wake”, a través de seis webisodios rodados con un alto presupuesto que cuentan la llegada de Alan con el objetivo de entrevistar al Doctor Hartman.

Así, junto con unos personajes carismáticos y llenos de ambivalencia, la acción nos proporciona momentos épicos y un juego en tiempo real.Pero hay un elemento en el que Remedy ha puesto toda su creatividad, siempre al servicio del jugador. Como hemos dicho antes, la dicotomía luz-oscuridad es uno de los elementos clave. Así, para combatir las sombras malignas que se han llevado a su mujer, Alan deberá utilizar las armas, pero combinadas con una herramienta totalmente nueva: la luz. Con el objetivo de sobrevivir, los jugadores deben combinar con mucho cuidado el uso de la luz y las armas convencionales para adentrarse en la oscuridad con unas garantías mínimas de salir con vida. Y es que es en la oscuridad de la noche cuando unas criaturas misteriosas y sobrenaturales amenazan la calma de Bright Falls y del propio Alan.

Los escenarios que Remedy nos presenta son interactivos e hiperrealistas. La ambientación juega un papel más que importante para el jugador, ya que la transición de la noche a la mañana, o los cambios climatológicos influyen en el desarrollo de los acontecimientos y, sobre todo, en los enemigos de Alan. Gracias a la utilización de un potente y avanzado motor gráfico, las localizaciones están perfectamente diseñadas, con todos los detalles necesarios para imprimir un plus de realismo a la historia. La dramaturgia de los gestos de los personajes está perfectamente acabada, con un cuidado que incluso impresiona. Todo está vivo en Alan Wake, todo es sensible de cambiar. El misterio y la emoción están más que asegurados y el jugador deberá separar fantasía y realidad para poder ganar la partida.

A la venta desde el 14 de mayo

Alan Wake (+16) estará disponible a partir del 14 de mayo en una edición limitada para la Xbox 360, en español y en el sistema de codificación PAL. Paralelamente a la edición ordinaria, los fans de Alan Wake tienen la oportunidad de adquirir la Edición Coleccionista, una caja exclusiva que simula un libro de tapas duras. En ella se incluyen audiocomentarios in-game y pistas del desarrollo res de Remedy. Tendrás un disco Xbox con contenido extra: un código para desbloquear el primer contenido descargable, un making off y un video documental, un complemento para Avatar de Alan Wake y el tema Alan Wake para el Dashboard. Además, con el pack de coleccionista podrás disfrutar del material sonoro del videojuego, ya que incluye un disco exclusivo con la Banda Sonora Original. La edición incluye en papel El Expediente Alan Wake, un libro de más de 140 páginas. En él podrás leer un relato del propio Alan además de los archivos correspondientes a las investigaciones secretas realizadas por el FBI sobre los misteriosos sucesos que ocurrieron en Bright Falls.

Con Alan Wake, el concepto de videojuego se supera a sí mismo para converger con la literatura, el cine y la televisión. Nunca es suficiente para los aficionados, y en Remedy lo saben muy bien. Si quieres conocer el oscuro secreto que asola Bright Falls solo te queda una opción: jugar, ganar y desvelar el misterio poco a poco.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...