El iPhone 6 más caro del mundo cuesta 2 millones de dólares

El mundo del lujo se ha pasado a lo tech. Y el que quiera tener el terminal iPhone 6 más exclusivo del mundo, tendrá que disponer de nada menos que 2 millones de dólares.

iPhone 6 lujo

El iPhone es uno de esos fenómenos que aún pese a la crisis, siguen haciendo que mucha gente quiera ser la primera en estrenar un terminal de Apple. Sin embargo, aún pese a su coste, la demanda va en alza y han perdido ese símbolo de exclusivo a medida que aumentan las ventas. Es por ello que los más VIPS, los que solo compran objetos de lujo, han encontrado su gran aliado en las tiendas que personalizan estos terminales con costes imposibles. Y es por eso que hoy, en nuestra sección de lujo, queremos hablarte de la última creación al respecto, en concreto, del iPhone 6 más caro del mundo.

No es la primera vez que vemos personalizaciones con joyas y metales preciosos que suman ceros a la hora de comprar un iPhone exclusivo. Aunque en este caso, el iPhone 6 más caro del mundo destaca sobre los anteriores por varias razones. La primera de ellas es la que está relacionada con el diseñador del particular invento de lujo, ya que en este caso, el iPhone 6 de los dos millones de dólares es en realidad obra de Alexander Amosu, que viene a ser uno de los joyeros de mayor prestigio del Reino Unido.

Pero no solamente por eso este iPhone 6 más caro del mundo resulta especialmente particular. También lo es por el hecho de que a apenas horas de la presentación oficial de Apple se anunció que se estaba trabajando en él. En otras ocasiones, aunque las antiguas generaciones iPhone habían sido versionadas al lujo del que te hablamos hoy, los más VIPs que las deseaban tenían que esperar unos cuantos meses a que el proyecto fuese realidad. Es decir, el teléfono comenzaba ya a quedarse obsoleto y al poco tiempo se anunciaba el siguiente.

Y por último, pero no por ello menos importante, nos encontramos con que en esta nueva edición del iPhone 6 más caro del mundo se han utilizado materiales como el oro de 18 kilates que recubre por completo todo el teléfono, y que en el caso de las incrustaciones que vemos en el metal, son todas ellas diamantes. No hablamos de cualquiera de estas piedras, sino de un total de 6.127 diamantes, que llevan el sello de pureza VVS1 IF. Ahora, con todos esos detalles, ya entendemos las razones de que el precio se eleve con tantos ceros a la derecha. Aún así, sigue siendo el mismo iPhone 6 que cuesta 700 euros, aunque en este caso, complementado con joyas muy caras.

Imagen: John Karakatsanis

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...