La naturalidad, clave de la nueva colección de Chloé Enfant

La elegancia que se desprende de los desfiles de la firma Chloé puede verse totalmente reflejada en versión mini, en la nueva colección Enfant Primavera-Verano 2011 que ya se puede encontrar en las tiendas. Las nuevas prendas pensadas para los más pequeños evocan ganas de evasión y de viajar en una mezcla de naturalidad y suavidad. La firma ha presentado un guardarropa estival provisto de los mejores básicos confortables y las prendas más originales para que pequeños y adultos se pongan a soñar solo al verlas. Los estampados «little bird» alzan el vuelo hacia vestidos y blusas vaporosas mientras que el vaquero prestado de la colección adulta asume un look profundamente moderno y de acuerdo con las últimas tendencias gracias a sus sutiles matices de distintos azules.

La sutileza de este pantalón resume en una sola imagen la calidad de los diseños de Chloé

Y es que, a veces, vestir a los más pequeños de forma original, elegante y en acorde a su edad es una tarea que muchos padres quisieran lograr pero que no todos lo consiguen a la perfección. Los niños crecen rápido, ya se sabe. Y esto, junto a la necesidad de combinar la ropa que hemos comprado nosotros y el montón de piezas distintas que nos han podido regalar hace que, a veces, nuestros niños no luzcan todo lo elegantes y modernos que nos gustaría.

El blanco se impone en el vestuario veraniego de Chloé

Conseguir este reto, para que los niños y niñas también vistan las últimas tendencias y se sientan cómodos y encantadores con su ropa es más sencillo con una buena firma que combine prestigio, elegancia, y diseños adaptados para los más pequeños. En este sentido, los pantalones presentados por la línea infantil de Chloé combinan muy bien con tops ligeros en voile de algodón, un estilo que estará profundamente de moda esta primavera y verano. Además, las cintas de cuero adornan pantalones y chaquetas de smoking en satén de la misma textura.

En los diseños de Chloé, bordados y lentejuelas se posan delicadamente sobre vestidos drapeados en punto de lino. Y cada una de las prendas recuerda a una inspiración distinta y especial: la armonía de los tonos arenosos y los vestidos saharianos evoca la inspiración nómada de la colección mientras que los estampados naïf y de acuarelas, así como el lino con lentejuelas revelan una naturaleza un tanto romántica. Además, los detalles de volantes, las percheras «mini plissés» y los nudos plateados son un guiño al típico prêt-à-porter Chloé. Todo esto, sin olvidar que el blanco se impondrá en el vestuario veraniego asociado a un tono sorbete de melón o a un gris pastel escarchado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...