Acido fólico y embarazo

Si estás embarazada y te interesa saber para que sirve el ácido fólico, no te puedes perder este artículo

pregnancy-2700659_1280

El ácido fólico es una vitamina que pertenece al grupo B concretamente  se el conoce como vitamina B9, folatos o folacina y fue descubierto en la década de los 40. Su nombre deriva del latín folium que significa hoja.

El ácido fólico es necesario para cualquier persona tanto sea hombre como mujer porque:

  • Protege las células sanas
  • Previene las anemias
  • Ayuda a controlar la hipertensión
  • Es beneficioso durante la menopausia
  • Previene el cáncer de colon
  • Ayuda a prevenir el cáncer de mama
  • Interviene en la formación del sistema nervioso

Durante el embarazo el ácido fólico se vuelve indispensable para prevenir:

  • Malformaciones en el  cerebro del futuro bebe
  • Espina bífida
  • Hendidura en el labio y en el paladar
  • Posibilidad de tener un bebé prematuro y de bajo peso

Las mujeres en edad fértil deben vigilar el consumo de ácido fólico, pues si quedan embarazadas sin haberlo preparado, el ácido fólico estaría protegiendo al futuro bebé desde el primer mes de embarazo que es el mes en donde se forma el cerebro y la columna.

La cantidad de ácido fólico que se necesita depende de la edad y del estado de la persona. Una chica joven necesita alrededor de 400 micro-gramos, una mujer embarazada unos 600 micro-gramos y una madre que da el pecho a su hijo unos 500 micro-gramos.

Alimentos ricos en ácido fólico

Los alimentos ricos en ácido fólico son las verduras de color verde intenso como los espárragos, las alcachofas, espinacas, coles de Bruselas…

El aguacate es la fruta más rica en ácido fólico pues proporciona tanto ácido fólico como un plato de verdura. Otras frutas ricas en ácido fólico son: mango, arándanos, frambuesas, fresas, naranja, papaya, kiwi..

Los frutos secos y las semillas también contienen ácido fólico sobre todo las nueces, las avellanas, las semillas de sésamo y las semillas de girasol.

Las legumbres como:garbanzos, lentejas, alubias, guisantes también son ricas en ácido fólico pero su contenido se ve disminuido por la cocción porque el ácido fólico es sensible a la luz y al calor. Para evitar esta pérdida de ácido fólico es necesario que cocines las hortalizas con poca agua y que tapes la olla. También debes introducir los vegetales cuando el agua hierva, aunque lo mejor sería prepararlos al vapor.

Normalmente durante el embarazo, los médicos pautan un suplemento de ácido fólico. Estos suplementos no son medicamentos ni tienen efectos secundarios.Si se está tomando medicamentos anti-convulsivos hay que tener cuidado pues estos interfieren en la absorción del ácido fólico.

Si estás embarazada, debes cuidarte y seguir los consejos de tu médico, pues si tu te cuidas también cuidarás a tu bebé. Consume alimentos que contengan ácido fólico y toma suplementos de ácido fólico si tu médico te lo recomienda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...