Cómo aumentar la fuerza de voluntad en los hijos

Lavarse los dientes, hacer los deberes, no picar entre horas … No es fácil conseguir que los niños hagan cosas que no les apetece hacer o que les suponga un esfuerzo, pero es necesario que lo hagan.

Aprender a tener fuerza de voluntad y a ser perseverantes en todo lo que hagan les ayudará a convertirse en adultos responsables. Para ello, pondremos en práctica estas medidas.

Establecer rutinas diarias. Es muy importante que el niño sepa en cada momento lo que se espera de él mediante unas normas claras. Según la edad, puede ser útil colocar en un lugar visible un horario en dónde se especifiquen claramente sus tareas y el momento del día en el que debe realizarse.

Ofrecerle una motivación positiva. Hay que felicitar al niño cada vez que realiza un esfuerzo, por pequeño que sea, ordenar su habitación, estudiar para un examen. También hay que intentar sobreprotegerle. Si le damos todo hecho, el niño no se acostumbrará a luchar por lo que quiere.

Para educar la voluntad, hay que acostumbrar al niño a que sepa esperar para obtener lo que desea, no ver la televisión hasta que haya hecho los deberes, ahorrar para comprarse un juego de ordenador, etc. Es decir posponer la gratificación.

Imagen | bodasnet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...