Mitos sobre la cuarentena

Después de tener un bebé, nuestro cuerpo necesita descanso para recuperarse, pero a veces, si seguimos los consejos de las abuelas, los cuidados son demasiados. Lee el siguiente artículo si quieres saber que cuidados necesitas

embarazada

Aunque hoy en día muchos de los mitos que existen sobre el embarazo y el parto han ido eliminándose con la ciencia y la ayuda de los profesionales médicos, todavía existen algunas creencias vigentes que no te hacen ningún bien. En nuestro artículo de hoy queremos analizar aquellas que tienen que ver con la cuarentena, desmontándolas y dándote consejos que te serán realmente efectivos para recuperarte después del parto.

Seguro que lo has oído más de una vez en boca de tu abuela, tía o alguna vecina que, durante la cuarentena, es decir, los cuarenta días después de haber dado a luz, no te recomendaban salir al calor ni al frío ni a las corrientes de aire para evitar cólicos, dolores en los huesos, enfriamiento de la matiz e incluso para no perder la leche. Tampoco se podía andar descalza, teñirse el pelo, comer picante y había que taparse los oídos al salir del hospital para evitar que entrara el aire y pudiera causar dolor de cabeza, de oídos y sordera.

Mitos sobre la cuarentena

La cuarentena es una etapa que dura entre seis y ocho semanas y se caracteriza por el retorno a la normalidad del cuerpo después del embarazo. Los cambios en la cuarentena no son sólo físicos sino también emocionales,  pero muchos de ellos son sólo mitos que se fueron transmitiendo de madres a hijas durante generaciones. ¿Quieres saber cuales son?

  • Abrígate, no andes descalza. No está comprobado ni tiene razonamiento alguno que haya que abrigarse durante el post-parto, ni tampoco que no se pueda andar descalza.
  • No bañarse. Es mejor no bañarse hasta terminar de sangrar, pero sí te puedes bañar cuando quieras. Tampoco es recomendable que te bañes en el mar o en una piscina porque puede causarte una infección en el útero.
  • Tomar mucha leche para estimular la producción de leche. La producción de leche en las mamas, sólo se estimula dando de mamar al bebé cada cuatro horas más o menos.
  • No se puede salir a la calle. Esto no es cierto, puedes salir a la calle siempre que te encuentres con fuerzas, pero recuerda que el período post-parto es un tiempo de recuperación de tu cuerpo, por eso aunque puedes salir no debes abusar, pues tu cuerpo necesita descansar.
  • No pintarse las uñas, ni teñir el pelo. Puedes hacerlo siempre que uses productos naturales que no dañen  la leche que le das a tu bebé.
  • «La leche no se va» por un susto, ni por enfadarte, ni tampoco por mojarte.

Consejos para recuperarte después del parto

Pero después del parto debes tener unos cuidados para recuperarte y que tu cuerpo vuelva la normalidad más fácilmente:

  • No debes hacer ejercicio durante las primeras semanas, aunque si es aconsejable que salgas a caminar. A veces se puede tener malestar vaginal al caminar o al estar mucho tiempo de pie, pero estas molestias desaparecerán a medida que tu cuerpo se vaya recuperando.
  • No tomes bebidas alcohólicas mientras estés amamantando, ni siquiera cerveza.
  • Procura no usar cremas que tengas muchos productos químicos, es mejor que las uses sólo con productos naturales.
  • No uses fajas, pues pueden provocar que los músculos del abdomen se atrofien. Si tu parto fue por cesárea tampoco debes usar faja, pues dificulta la curación y transpiración de la herida. Si quieres recuperar tu figura empieza a hacer algo de ejercicio, pero deja que pasen unos días para darle tiempo a tu cuerpo de recuperarse.
  • Descansa siempre que puedas, aunque sean sólo unas pequeñas siestas, pues tu cuerpo necesita todo el descanso posible para recuperarse.
  • Procura buscar ayuda de algún familiar hasta que tu te vayas acostumbrando a la s rutinas de tu bebé.

Después de tener al bebé, te sientes cansada, y es normal que te sientas con mucha presión debido al deseo de querer hacerlo todo bien. Estos sentimientos cambiarán a medida que te vayas acostumbrando a alimentar a tu bebé, a bañarlo, a cambiarlo… Si te sientes muy agobiada, trata de buscar ayuda y así podrás conseguir más fácilmente tiempo para ti que te hace mucha falta. Ponte tranquila que todo saldrá bien y cuando menos te des cuenta ya tu bebé empezará a caminar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...