Mujer obligada a abortar un bebé de siete meses en China

El poder de las redes sociales pone en evidencia al gobierno Chino, a la actuación de sus funcionarios de planificación familiar y por su puesto a la política de abortos forzados que se instauró en el año 1979. Esta vez, la imagen que ha dado la vuelta al mundo en pocas horas es más que escalofriante. Se trata de una mujer estirada en su cama, con el feto de su bebé de siete meses a su lado. Parece dormido en un profundo sueño, es una imagen triste que evidencia la frialdad, la injusticia y la crueldad de una ley que ha obligado a esta mujer de 23 años, Feng Jianmei, a abortar, pero antes fue detenida y golpeada.

 

Su castigo por no poder pagar la multa de más de cinco mil euros (al cambio): perder a su hijo que ya tenía siete meses de gestación y como además no había podido pagar la operación del aborto, obligada a tenerlo, sin vida, a su lado mientras se recuperaba de la operación. Esta vez las redes sociales han ayudado a conocer este caso, ¿qué otros casos están sufriendo las mujeres chinas y no llegan a saberse? En esta ocasión han sido más de quinientos mil comentarios en las redes sociales los que han hecho saltar la alarma y que, incluso el gobierno chino, tome cartas en el asunto obligándoles a pedir disculpas a esta familia, que ya tiene una hija de cinco años. ¿Puede una disculpa suplantar una vida robada?

Por el momento el gobierno chino dice haber apartado de sus puestos a los tres funcionarios encargados de este caso, ya que cuando el bebé pasa de los seis meses de embarazo no se puede obligar a la madre a abortar, pero, ¿de qué le sirve a esta mujer una disculpa y que unos funcionarios se queden sin trabajo? La gravedad de este tema obliga a abortar a más de siete millones de mujeres al año por la política del hijo único en este país, China, el más poblado de la Tierra, aunque esa prohibición no es la misma en las zonas rurales que en las ciudades. En el caso de las zonas rurales, si el primer hijo es una niña, se puede tener un segundo hijo.

Un país tan poblado puede verse en la obligación de controlar la natalidad, pero ¿es el aborto una solución? ¿cuál sería la forma de controlar la natalidad que no supusiera la pérdida de vidas de una forma tan cruel como es quitársela a un bebé? ¿Puede este caso obligar al gobierno chino a modificar esta ley? ¿Qué opinas de la obligación a abortar si no puedes pagar una multa por tener un segundo hijo?

Fuente | elmundo.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...