Para quitarte los kilos tras el parto dale el pecho al bebé

Durante el embarazo la mujer tiende a engordar entre 10-15 kilos en los casos normales, después a la hora de dar a luz se reduce el peso cogido aunque, siempre nos puede quedar alguno, por ello amamantar al recién nacido nos ayuda a perder peso de una forma rápida y natural.

Darle el pecho al bebé es el modo más rápido de adelgazar y por lo tanto el mejor modo de prevenir la obesidad. Ya que los kilos que suelen quedar tras el parto son reservas que el organismo se guarda para producir precisamente leche materna.

Sabemos que los innumerables beneficios que tiene dar el pecho para el bebé, le aporta todas las vitaminas necesarias, suele coger menos infecciones y sobre todo supone un gran ahorro en leche en polvo. Y para la madre le permite irse quitando los kilos de más. A parte de que tal y como apunta la OMS, la lactancia acelera la recuperación del tamaño y tono uterino, reduce la cantidad del sangrado posterior al parto y minimiza el riesgo de padecer cáncer de mama y de ovario.

Y es que, según un estudio las madres que dan el pecho al bebé experimentarían la mayor pérdida de peso entre los cuatro y los seis meses de amamantar a sus hijos. Es más afirma, que las madres que ganan alrededor de 12 kilos logran perder todo ese peso cuando mantienen la lactancia materna exclusiva durante seis meses.

Pero ¿cuáles son las claves de la pérdida de peso de la madre que le da el pecho al bebé?

Para la producción de la leche materna, el cuerpo utiliza las reservas energéticas retenidas durante el embarazo. Cuanto más prolongada sea la lactancia exclusiva, mayor será la pérdida del peso.La lactancia ayuda a eliminar la grasa localizada en las caderas y cintura, la más difícil de erradicar. Para adelgazar tras el parto no basta con dar el pecho: es preciso combinar la lactancia con el ejercicio físico y una dieta saludable.

Pero, a pesar de todos estos beneficios solo el 25% de las madres españolas sigue las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de mantener la lactancia materna exclusiva al menos durante los seis primeros meses de vida del bebé. Esta baja tasa, y su abandono precoz, afecta al pequeño, porque la leche materna es el mejor alimento que se le puede proporcionar, tanto para su correcto desarrollo como para la preservación de su salud.

Imagen | Sanutri

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...