China, el nuevo paraíso del lujo

Las grandes marcas de lujo internacionales han conquistado el mercado de los nuevos ricos en China; allí se abren tiendas y se realizan desfiles permanentemente.

Cartier y otras marcas internacionales acaparan el mercado de lujo en China

Con cada vez más de las primeras marcas que son símbolos del lujo y de ostentosidad, se radican en China para dar respuesta a un mercado de creciente demanda, este país asiático se ha transformado en el nuevo paraíso de los productos de lujo.

Sin dudas, promovidos por la fuerte crisis financiera que golpeó a los países desarrollados de Occidente y que empujó a las marcas de lujo hacia mercados emergentes, destacándose China entre todos ellos, los grandes referentes del lujo comienzan a pisar fuerte en nuevos territorios, especialmente en ese país asiático.

Así como Prada celebró recientemente en Pekín su primer desfile de moda fuera de Europa, tiendas de Armani, Gucci y Louis Vuitton se levantan casi a diario, para mostrar su ostentación en Sanlitun, una de las áreas comerciales más vibrantes y vanguardistas de la capital china.

El complejo comercial de Sanlitun es casi una ciudad en miniatura con callejuelas y mobiliario urbano de diseño que lleva solo cuatro años allí pero que ya se ha convertido en uno de los máximos símbolos de la pujanza económica y en un paraíso para los amantes del lujo y la ostentación.

La zona norte del complejo –Sanlitun North- es donde se encuentran los productos exclusivos, importados y donde se evidencia la existencia de los nuevos ricos (más de 870 mil personas con una fortuna superior a los 10 millones de yuanes (1,5 millones de dólares) de que habla el informe Hurun del año pasado.

Louis Vuitton es una de las marcas más buscadas por los nuevos ricos chinos

Son, en general, estos nuevos ricos quienes acuden a las marcas de lujo para mostrar u nuevo estatus y tener prestigio social.

En momentos en que el consumo de lujo en Europa, Japón o Estados Unidos está en baja debido a la fuerte crisis, las marcas del rubro se refugian en los nuevos ricos para esquivar las pérdidas y hasta multiplicar sus beneficios.

Las marcas extranjeras que actualmente dominan el prometedor mercado chino son Channel, Louis Vuitton o Gucci, pero otros productos nacionales de lujo quieren abrirse paso en el sector y, teniendo en cuenta la creatividad y perseverancia de los nuevos diseñadores chinos es muy probable que el lujo «made in China» consiga conquistar una buena porción del mercado de lujo no sólo dentro del país sino también conseguir una expansión hacia afuera de los límites de China.

El único problema que puede volverse una limitación para el desarrollo de esta posibilidad es que se respeten las leyes de propiedad intelectual.

Fuente: China.org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...