Ideas para crear collares manuales

Hacer collares manuales no es complicado y supone una actividad divertida y gratificante. además, podemos tener collares para lucir a juego con nuestra ropa.

collares

Las manualidades están en pleno auge. Lo cierto es que la crisis ha hecho que sean muchas las mujeres que han encontrado en ellas una manera de ganarse un dinero extra. Para otras, se trata de una cuestión de ahorro, ya que si nos fabricamos nuestros propios complementos de bisutería ya no tenemos que comprarlos. Y en otros casos, son aliados perfectos para cuando queremos ser originales a la hora de dar un regalo. Sea como sea, está claro que son tendencia, y en este caso queremos ayudarte en la tarea de hacer collares manuales.

Para iniciarse en la creación de collares hechos a mano, o de cualquier otro tipo de bisutería hay que tener claras varias cosas. Lo primero es conocer la técnica o técnicas que vamos a desarrollar en el trabajo. lo segundo, tener a disposición los sitios correctos en los que encontrar suministros y materiales de los que vamos a utilizar en nuestras obras. Lo tercero, tener la idea y conocer los pasos necesarios para ponerla en práctica. Aunque parece un trabajo muy simple, y es cierto que en internet hay páginas que nos facilitan la labor, creo que es más complejo de lo que nos parece a simple vista. Así que a continuación te damos algunos trucos para cada uno de esos tres pasos.

La técnica

Aunque en muchos casos la técnica se va adquiriendo con la práctica, a base de lo que solemos conocer como error-acierto, la verdad es que las madres y abuelas juegan un papel fundamental cuando hablamos de este tema. Ellas son las que nos han podido muchas veces pasar todas esas técnicas sin que hayamos sido siquiera conscientes de ello. Por ejemplo, si sabes calcetar, ganchillar, o cualquier otra cosa, es probable que tengas ya la técnica cogida de la mano sin tener que haber ido a ningún sitio a aprenderla.

En caso de que no hayas tenido esa suerte, en este apartado recomiendo las clases que existen para hacerse con la base de cada una de las técnicas utilizadas. Es la mejor baza para asegurarnos un buen trabajo final, y además, resultan muy entretenidas y un buen pasatiempos. En caso de que no te apetezca o no puedas, hay muchas revistas especializadas, y en la web también hay quién se dedica a impartir este tipo de conocimiento ya sea mediante vídeo o mediante blogs tutoriales.

Los materiales

Las tiendas de manualidades se han multiplicado en la red con el boom de la bisutería hecha a mano y los collares manuales. En internet siempre podemos conseguir mayores descuentos, aunque la desventaja frente a la tienda física es que no podemos ver y palpar cada uno de los objetos que compramos. Quizás para alguien que se está iniciando, y que no pretende comprar demasiado, lo más recomendable es comprar en una tienda de las de siempre. Después, siempre se puede ir a la web una vez nos vayamos familiarizando con los tamaños, con los materiales y con cómo trabajarlos.

Si no tienes ni idea de dónde comprar, Google puede ser un buen aliado. Aunque en tiendas de segunda mano, y en portales de venta de artesanía te puedes encontrar con un montón de opciones a la hora de comprar materiales para todas tus creaciones.

La idea

Una vez tenemos todo lo demás bajo control, nos queda aprender de dónde sacar las ideas para nuestra bisutería. En ese caso, lo mejor, al menos por mi experiencia personal es Pinterest. En la red social de las imágenes hay un montón de fotografías de artesanías hechas a mano en las que poder inspirarse. Pero no solo eso. Hay usuarios que tienen sus propios blogs en los que explican cómo llevar a cabo un proyecto u otro y con los que llegan a colocar el paso a paso ilustrado para que los principiantes no acaben perdidos en la mitad del proyecto. Se trata de una manera muy divertida de aprender a crear tus propios collares, al tiempo que consigues asegurarte de llevar el proyecto a buen término.

Y ya sea por ahorrar dinero, porque quieres aprender para luego vender tus collares manuales a través de la web o de tiendas especializadas, o simplemente porque quieres sorprender a alguien especial con tus manos y un diseño original, os animo a probar. Es un pasatiempos muy gratificante, del que además podemos presumir mucho si nos encanta la moda. Y si todo esto ya fuera poco, puedes asegurarte de que la creación va a ser única, al menos si le pones un poquito de imaginación e intentas diferenciarte del original. ¿Qué dices? ¿Nos ponemos manos a la obra?

Imagen: Santi Villamarín

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...