La nueva estrategia de marketing de Zara: prendas exclusivas que se agotan en pocas horas

Con cuatro décadas en el mercado, Zara sigue revolucionando las ventas con sus curiosas tácticas. Esto es lo que hace ahora para mantenerte en su inmensa “lista” de fieles clientes.

Descubre cómo Zara logra que quieras adquirir todo lo que ves en su página web

No le basta con ser líder entre las empresas de confección textil y calzado en Europa. Zara presta especial atención a la necesidad de innovación y reinventa su forma de hacer negocio, de modo que no solo asigna una parte importante de su producción a las más de 2000 tiendas físicas que tiene alrededor del mundo, sino que se ha empeñado especialmente en acrecentar sus ventas online. ¿Cómo lo hace? Renovando su marketing digital y publicidad, y vaya que si le funciona.

Zara es consciente de que sus prendas son bonitas y pueden estar muy bien cotizadas, así que las hace más asequibles, pero solo por pocas horas. Horas en las que tú tal vez no tengas tiempo y/o disponibilidad para comprarlas, pero sí para verlas y desearlas hasta el punto de convertirte en una fiel visitante de su página web, siempre a la espera de que vuelva a ofertar esa pieza de la que te enamoraste.

Tranquila. No es obsesión. Muchas chicas actúan igual. Incluso puedes enviar un correo electrónico a Zara para que la empresa te notifique la fecha de su disponibilidad. Cuando menos lo imaginas la “invitación” estará allí, pero corre y haz negocio rápido, porque si tardas un poquito, las botas o el vestido de tus sueños podrían desaparecer como por arte de magia. Te dirán que el producto se agotó, pero quizás eso no sea cierto.

La estrategia de marketing de Zara: alimentando deseos

Tal vez no te des cuenta al instante, pero la estrategia se las trae. Recuerdas aquel juego de niños en el que te ofrecían un pañuelo y cada vez lo colocaban más lejos de ti, pero tú caminabas y caminabas para poder alcanzarlo. Pues así funciona.

Ese atuendo que añoras está allí, en su e-commerce y a un precio más accesible, pero te lo muestran, te seducen y te lo van alejando para acrecentar tu deseo de compra y mantenerte atenta a la información y nuevos productos de la plataforma. Esperan que tú comentes entre tus amigas e incluso que las invites a competir contigo en la búsqueda y adquisición de dicha prenda.

La estrategia ha dado mucho de que hablar. La catalogan como el “misterioso botín de Zara que nadie ha conseguido”, pero la verdad es que sí hay quienes lo han hecho. Mujeres que como tú tienen que perseverar en la tarea hasta alcanzar el objetivo. ¿Vale la pena? Pues parece ser que sí. Aunque dé trabajo, su precio es menor y podría ser tu trofeo de la moda.

Zara online

No es la primera vez que Zara refresca sus estrategias. Está entre las mejores y se empeña siempre en escalar posiciones. Tiene claro sus valores, misión y visión, le da a cada pieza su nombre y su lugar. Emplea los métodos básicos y aquellos poco experimentadas para atraer clientes.

No te lleva nuevas marcas y productos, te lleva los creados para ti y los exhibe cual portafolio coherente y fácil de adquirir. Te dice cómo comprar y en qué momento, aunque la espera te pueda desesperar un poco.

Misterio y admiración

La estrategia de marketing y publicidad digital empleada por Zara puede estar siendo cuestionada, pero con ella Inditex parece haber dado en el clavo. La marca española posiciona cada vez mejor. Tanto, que han surgido estudios (como el de Brand Finance) que la colocan por encima de las poderosas Louis Vuitton, Adidas y Uniqlo en su ranking de las 50 firmas de moda más grandes del mundo. Ranking que se elabora en función de su lealtad, flexibilidad, inversión en mercadeo y reputación corporativa.

Muchas visten en Zara y no solo hablo de la reina Letizia, que cuando compra una prenda se agota, hablo de ti, de mí y de otras tantas como nosotras. Zara ha democratizado la moda, haciéndose notar en países de todo el mundo. Solo en España tiene unas 1780 tiendas (cifra de enero de 2017) y a través de Internet sobrepasa las barreras del continente europeo, hasta llegar a los Emiratos Árabes y Corea del Sur, donde dispone de 63 y 70 sucursales, respectivamente.

Para vender ha hecho de todo. Campañas de televisión, diseño de escaparates bonitos y llamativos, promociones, descuentos, mismo diseño-distinto modelo, prendas grandes y unisex, editoriales de moda, pagos mediante la aplicación, actualización de la web dos veces por semana y muchísimo más, pero lo que hace ahora ha revolucionado el mercado. Sutilmente te dice “ven corre, está tu prenda aquí y a esta hora”. Es negocio rápido y ganancia segura.

Algunas piezas las ves, pero no están disponibles en ninguna talla, por lo cual te preguntas ¿cómo puede estar agotada si apenas acaba de aparecen en la web? La respuesta es simple. Ni siquiera se han puesto en venta. Su sección “última semana”, por ejemplo, es como una vitrina donde se exponen los adelantos de las nuevas colecciones.

Si te encanta y la quieres, tendrás que enviar un correo para que la empresa te informe de su llegada. Si estás muy entusiasmada y no tienes la tienda cerca, pulsaras ese clic las veces que sea necesario. Es impresionante. Han transcurrido cuatro décadas desde la inauguración de la primera tienda Zara en España y sus estrategias siguen siendo admirables y misteriosas. ¿No te parece?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...