Las barbas de moda para esta primavera-verano

Llegaron con fuerza el año pasado y parece que lo hicieron para quedarse. De hecho, eso demostraror la pasada temporada. Así que nada de olvidarse de ellas esta primavera y verano. Las barbas siguen estando de moda. Eso sí, un poco menos espesas. Hay que ir a la moda, sí, pero sin morir de calor.

Miguel Angel Silvestre, uno de los hombres más deseados de nuestro país, también luce barba

Dos de los grandes iconos masculinos a nivel mundial, Brad Pitt y David Beckham, decidieron apostar por este look durante el año pasado. A partir de ahí, la tendencia fue creciendo. De hecho, en el mundo del futbol se extendió como la espuma, de tal modo que a día de hoy podemos contar muchos futbolistas que lucen una barba más o menos espesa. Y con la llegada de la primavera, a pesar de la incomodidad que debe suponer tener medio rostro cubierto de vello, parece que el tema no va a la baja.

Todo empezó con la mítica “barba de tres días”, ¿os acordáis? Durante los últimos años, casi diría que década, no ha habido icono de la moda que se haya resistido a esta tendencia. Pero la mezcla de esta moda con la de la metrosexualidad frenó un poco el rumbo de los acontecimientos. De repente, pero, ha renacido el viejo concepto de virilidad, algo que las marcas más prestigiosas no han dudado en extender y popularizar. Sobretodo en el caso de la firma H&M, cuyos modelos de espesas barbas han ilustrado durante toda la temporada otoño-invierno los expositores de las grandes ciudades. En la pasada Semana de la Moda de Milán, además, todos los grandes diseñadores apostaron por esta estética, también para la temporada que ahora nos atañe.


Pero claro, como decíamos, no es lo mismo llevar barba en invierno que en verano. ¿Cuál es la solución? Ni más ni menos que la que cabia esperar. Los modelos de Zara, H&M y Dolce & Gabbana, por ejemplo, siguen luciendo este look pero de una forma más discreta. Volvemos a la mítica barba de tres días, aunque algo menos abundante. Así pues, se libera ligeramente de vello la zona de las patillas, recayendo toda la fuerza del look en el bigote y la perilla, ambas conectadas por una ligera capa de menos espesor que rodea la boca y bordea las mejillas.

¿Cual es la intención? Por lo que parece, la naturalidad. Una barba irregular da un aspecto más despreocupado, más callejero y rebelde. Aunque tambié, según se mire, más intelectual e inconformista (efecto Johnny Depp, por poner un ejemplo). Sea como sea, lo bueno de esta tendencia es que permite más variaciones. Estan de suerte, pues, los chicos que siempre han considerado su escasez de vello un defecto. Y es que en esta búsqueda de lo espontáneo un vello que nace sólo en algunas zonas, con poca fuerza y tono claro, ya no es un problema. Eso sí, hay que cuidarlo un poquito. Si algo nos ha enseñado la moda es que incluso la naturalidad lleva detrás un gran trabajo ante el espejo.

Así pues, hombres del mundo, cuando vean las barbas del vecino cortar, no pongan las suyas a remojar. Si el vecino no quiere ir a la última, allá él.

Foto: Miguel Ángel Silvestre por 3:19 en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...