Supersticiones a parte: el amarillo marca tendencia

Nada de supersticiones, el color que tiñe las prendas para este verano es el amarillo.

falda

El amarillo invade la temporada primavera-verano 2013 dejando atrás esas supersticiones de antaño. Blusas, shorts, vestidos y vaporosas faldas se impregnan de este color en los tonos más ácidos. Las principales firmas lo proponen tanto en vestidos largos como en mini, en líneas sencillas o con originales brocados.

No hay ninguna duda el color más veraniego de la paleta cromática vuelve esta temporada. Si en la temporada pasada fueron el verde menta y los tonos pastel, en esta ocasión es el amarillo limón el que colorea las blusas más frescas y las faldas más ligeras en cómodos tejidos como la seda o el tul. De hecho, no ha sido difícil ver a las famosas dejar de lado las supersticiones y empezar a lucir sobre las alfombras rojas vestidos, tanto en versión larga como en mini, en este color tan propio de la época estival.

Claro que los tonos que mejor acompañan a las blusas, shorts o faldas en amarillo canario, son el blanco y negro, el binomio estrella de la primavera. Si se opta por el monocolor, lo mejor es elegir un vestido. Las marcas proponen multitud de modelos diferentes: desde los más elegantes, decorados con encajes, hasta los de estilo camisero, pasando por los más sencillos de líneas simples, pero siempre con ese toque sofisticado. En estos casos, no es necesario ponerse complementos para ser el centro de atención de todas las miradas.

También es posible llenar los looks de la vitalidad de este color amarillo acompañando cualquier estilismo veraniego con un bolso tipo satchel en amarillo flúor o unas maxi gafas de sol con pasta del mismo tono, irás de lo más fashion.

Imagen | Mango

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...