Tipos de piedras preciosas ¿Cuál es tu preferida en las joyas?

piedras preciosas

Desde tiempos remotos al ser humano le ha gustado engalanarse con objetos variados: plumas, huesos, semillas y minerales de todo tipo. A los minerales en forma de piedras preciosas se le han dado diferentes usos: para adornarse, como símbolo de poder y exclusividad, para el culto a los dioses, e incluso para sanar enfermedades o para todo lo contrario. Hoy en día hablamos de piedras preciosas o semipreciosas, pero no siempre se conoce bien la diferencia que hay entre ellas, ni tampoco sus nombres originales. ¿Tienes claro el color de tu piedra preciosa preferida en joyas? Pues hoy te vamos a ayudar a descubrir un poco más sobre ella en nuestra guía sobre piedras preciosas y semipreciosas.

La joyería actual utiliza tanto piedras preciosas como semipreciosas e incluso se hacen imitaciones de ambas en materiales más económicos. De hecho, muchos de los accesorios que te encuentras en las tiendas de moda low cost, están realizados en base a metales de poco valor y llevan incrustadas piedras que no lo son. De otra manera, el coste sería muy superior al que tienen en el catálogo y, además, los beneficios de la marca caerían en picado. Esto explica por qué cuando compras este tipo de bisutería es habitual que el metal acabe oxidándose o coloree tu piel. También es común que las piedras pierdan su color original.

¿Piedras preciosas o semipreciosas?

La primera distinción que debemos hacer al hablar de joyas es precisamente la que tiene que ver con las diferencias entre piedras preciosas y semipreciosas. Aunque para alguien que no las conoce bien no es fácil identificar a unas y a otras, la diferenciación se hace en base a los tres puntos siguientes:

  • La dureza. la piedra preciosa más dura que existe es el diamante
  • La escasez para encontrarlos en la Naturaleza.
  • Su belleza y perfección. Una piedra preciosa pura y con un color radiante puede tener más valor que un diamante.

Las piedras preciosas que existen, además del diamante son: la esmeralda, el rubí y el zafiro azul. Durante un tiempo también fue considerada piedra preciosa la amatista, pero debido a unos yacimientos encontrados en América del Sur, pasó a ser piedra semipreciosa, pues ya no es tan escasa y rara.

Piedras preciosas

El rubí

El rubí es una piedra preciosa de un color rojo intenso debido a los minerales que la componen: el hierro y el cromo. Es la piedra más dura después del diamante. Los rubíes se suelen utilizar en joyería para adornar anillos, colgantes y pendientes, incluso han engalanado alguna joya real que han transmitido sus dueños de generación en generación. Son símbolo de riqueza, amor,pasión y energía sexual. Puede aumentar la energía positiva y la negativa. Se dice que tiene propiedades estabilizadoras.

La esmeralda

Su nombre proviene del persa y significa “piedra verde”. Es una piedra preciosa muy valorada porque, aunque existen otras piedras verdes, ninguna tiene su brillo y transparencia. Solo unas pocas piedras pasan el filtro de pureza para ser usadas en joyería. Suelen usarse en anillos y pulseras de gran valor e incluso en alguna diadema real. La esmeralda simboliza la abundancia y neutraliza las energías negativas.

El zafiro azul

Aunque existen zafiros de otras tonalidades, el más apreciado es el azul. Muchos yacimientos de zafiro se encuentran agotados en la actualidad y los que existen no cubren la demanda solicitada. Son usados en piezas de joyería de gran valor. Es una piedra que se dice que atrae la felicidad.

Piedras semipreciosas

Las piedras semipreciosas adquieren su valor según su dureza, rareza o perfección. Existen hasta ciento treinta minerales catalogados como piedras semipreciosas, sin embargo, no todas son demasiado conocidas. En este caso hacemos un listado de aquellas que es más frecuente encontrar en las distintas joyas:

Aguamarina

Pertenece a la familia del berilo, como la esmeralda, pero su color es un azul verdoso que recuerda al agua de mar. También se conoce como la piedra del marinero y es un amuleto muy utilizado por las personas con fobia a los viajes en avión o barco. Se dice que el aguamarina refuerza el campo magnético y trae buena suerte.

Amatista

Fue considerada una piedra preciosa, pero perdió su rareza y pasó a formar parte de las piedras semipreciosas. Su color más apreciado es el lila, pero puede ser amarilla e incluso transparente dependiendo de la cantidad de hierro que contenga. En cuanto a su significado, se le conoce por ser la piedra por excelencia de la meditación, aleja temores y facilita el crecimiento de las plantas. Posee un efecto calmante sobre la mente y contra la depresión.

Lapislázuli

Posee un azul intenso y en el siglo XIX se utilizaba para obtener el color más fuerte de las pinturas al óleo. Es muy usada en cuentas para collares y pulseras. Los egipcios la utilizaban en sus templos pues creían que era una piedra caída del cielo. Se conoce como la piedra de la comunicación, pues despierta la mente y se asocia con la abundancia.

Ojo de tigre

Esta piedra semipreciosa pertenece a la familia del cuarzo. Es de un color variado entre gris y amarillo pardo. Esta piedra se asocia a su capacidad de atraer dinero y suerte.

Onix

Se trata de una variedad opaca de ágata y s de color oscuro normalmente negra. Su nombre proviene del griego que significa uña y se dice que Cupido cortó las uñas a Venus mientras dormía y estas cayeron sobre la tierra y se dispersaron. Dicen que es la piedra de la buena conducta, controla las pasiones y protege de los accidentes.

Ópalo

Se trata de una variedad rara del cuarzo. Es conocida como la piedra de los artistas pues tiene la propiedad de sacar a la superficie todos los talentos ocultos. Es una piedra recomendada para personas que necesitan serenarse.

Topacio

Es una piedra semipreciosa muy utilizada en joyería tanto por su belleza como por su dureza. La variedad más apreciada es el topacio imperial que posee un color amarillo anaranjado rojizo. Es la piedra del verdadero amor y del éxito en todos los aspectos. Entre los significados que se le atribuyen están la comprensión, la bondad y la empatía.

Turquesa

Es una piedra semipreciosa opaca en tonos azules verdosos. Su nombre quiere decir Turquía, pues se creía que era esa su procedencia, pero solo era su lugar de paso. Esta piedra se conoce como sanadora tanto de la mente como del cuerpo. En las filosofías orientales le atribuyen el valor de ayudar a aliviar la ansiedad y ofrece claridad mental para ver nuestro camino en la vida.

Ahora que sabes diferenciar las piedras preciosas y semipreciosas seguro que conoces bien el nombre de la que más te gusta. ¿Quieres compartirlo con nosotros a través de los comentarios?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...