Un renovado Paco Rabanne

Tras mucho tiempo dedicándose al mundo del perfume gestionada por la compañía española de moda y perfumes Puig. La firma del diseñador vasco ha vuelto a diseñar moda.

pasarela

El diseñador vasco Paco Rabanne siempre fue conocido mundialmente por sus creaciones textiles y por la utilización de colores y texturas diversas. Siempre buscó la moda partiendo del mundo de la arquitectura, quizás por sus estudios de arquitectura le llevó a diseñar verdaderas obras de arte en las prendas.

La mayoría de las veces trabajó con materiales reciclados y de ahí sus grandes proyectos revolucionares adaptando materiales para su propio uso como lo son el metal martillado, pieles tejidas, jersey de aluminio, vestidos hechos de papel, cuero fosforescente o fibra de vidrio …. Después al inicio de los 70 entró en el mundo del perfume creando míticas fragancias como, Black XS, Million. Calandre o Paco Rabanne pour Homme.

Fue en 1999 cuando anunció su retiro en cuanto a las tendencias de moda y al poco fue reconocido como un visionario de la moda y por ello fue condecorado como Caballero de la Legión de Honor por el Ministro de Cultura francés. Sin embargo en 2011, el indio Manish Arora se sumó a la firma Paco Rabanne como director creativo para la mujer y entonces decidió volver a poner el nombre de la firma en el candelero de la moda y volver a resucitarla para las pasarelas pero, tampoco fue un rotundo éxito, es como si los mejores años de Rabanne hubieran desaparecido con el tiempo.

Y de nuevo Lydia Maure, la que fuera directora de la firma tras la marcha de Arora pasa a diseñar la colección otoño-invierno 2013. Ésta incluye en las propuestas exuberancia y sexualidad, algo que carecía en los diseños de Manish. Todo un estilo más de poner en el día a día, llevadero y sobre todo fluido. Evidentemente nada que ver con Rabanne que siempre diseñó vestidos casi imposibles de llevar. Como ejemplo aligera el metal hasta convertirlo en seda. Polos con faldas cortas plisadas y hasta vestidos lenceros son los sorprendentes nuevos y distintos diseños de Rabanne. El azul marino de los uniformes de los pilotos es casi el único color que Maurer se permite además del blanco, el negro y el plateado.

Es como si Manish con la colección quisiera desafiar al tiempo y sobre todo a Rabanne. Ya que la diseñadora hace un claro guiño al estilo mod con diseños muy ponibles y completamente llenos de un espíritu de los 60 mezclados con la indiferencia de los 90. Nada que ver con el antiguo diseñador vasco.

Vía | pacorabanne

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...