Ansiedad por la comida

Si comes por nervios o ansiedad estos consejos te pueden ayudar

A veces nos cuesta distinguir entre el hambre real y el hambre emocional y  el exceso de comida nos acaba produciendo problemas de salud como colesterol, hipertensión y sobrepeso.

Todos pasamos por momentos en que los nervios nos juegan malas pasadas y nos hacen comer de más como pueden ser épocas de exámenes, épocas de una gran carga laboral…

La ansiedad por la comida tiene mucha preferencia por la «comida basura» y puede convertirse en un trastorno alimentario.

Ansiedad por comer

Si quieres saber si tienes ansiedad por comer revisa los siguientes puntos:

  • Sientes necesidad de comer de una manera repentina e impulsiva
  • Esta necesidad de comer aparece cuando estas solo
  • El cerebro te pide alimentos que generen una subida de serotonina por eso la comida basura es la ideal para comer de forma compulsiva
  • La ansiedad pro comer o hambre emocional aparece en momentos de mucha presión en los estudios o en el trabajo
  • El hambre emocional o ansiedad por comer no es un hambre fisiológica por eso es difícil de saciar
  • Cuando comes por ansiedad tienes sentimientos de culpabilidad, porque comes por calmar el hambre emocional pero al final lo que consigues es malestar contigo mismo
  • El hambre emocional produce sensación de frustración porque sientes que has comido un montón de comida que no es saludable pero no has podido evitarlo.

Causas del hambre emocional

El hambre emocional puede ser originada por las siguientes causas:

  • Exigirse mucho a uno mismo
  • Necesidad de tener todo bajo control
  • Baja autoestima
  • Ver en la comida un refugio placentero
  • La comida es una evasión para paliar un mal día

¿Cómo reducir la ansiedad?

Para reducir la ansiedad por la comida estos consejos te pueden ayudar

  • Trata de introducir cambios en tu rutina diaria, prueba a salir a caminar o apúntate a un gimnasio o a clases de cerámica…
  • Evita comer cuando estés solo
  • Planifica tus comidas y no dejes nada a la improvisación
  • Cuando vayas a la compra lleva una lista y no metas en el carro de la compra posibles «tentaciones» porque si no las llevas a casa no podrás comerlas
  • Empieza a realizar técnicas de relajación para que aprendas a controlar tu ansiedad por la comida.

En algún momento de nuestra vida  todos hemos luchado con el hambre emocional pero si ves que te resulta muy difícil luchar contra ella, puedes consultar con un profesional que te ayude a cambiar alguna pauta en tu vida y te ayude a mejorar tu salud física y emocional

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...