Así puedes organizar una boda si ya tienes un bebé

Llegó el tan esperado día, pero resulta que ya tienen un niño en casa. Siguiendo algunas recomendaciones es posible tener una fiesta matrimonial ideal, aunque sean tres.

Asi puedes organizar una boda si ya tienes un bebe

Quizás desde pequeña habías imaginado cómo sería tu boda. Muchas flores, un vestido blanco de larga cola y el galán esperándote en el altar. Lo que de seguro no entraba en la ecuación, era la presencia de un bebé, tú bebé. Anteriormente podía sonar alarmante y trágico, pero actualmente no es así. La ceremonia y la fiesta anhelada pueden ser posibles con todo y bebé.

Una boda perfecta, con el bebé a bordo

Muchas veces las cosas no suceden tal cual se planean, o al menos no en el orden pensado. Pero eso no impide ver los sueños cristalizados, así que no pierdas tiempo y sigue estas recomendaciones para organizar tu boda, con tu hijo como principal invitado.

En la mañana

Lo primero que deberás tomar en cuenta es la hora de la celebración. Aunque las noches suelen ser más románticas, será un equívoco apostar por una fiesta a la luz de la luna. Afectarás la rutina del infante y estarás más cansada que de costumbre. Lo mejor será efectuar la recepción de día, para que luzcas fresca y tu niño relajado. Disminuye la presión contratando el servicio de un restaurante para la comida y los bocadillos. Recuerda incluir un plato adicional que se amolde al paladar de los más chicos.

No se trata de que la fiesta tenga un aire infantil, sólo de hacerle un pequeño espacio a tu retoño y de ser benévola con el horario. Toma en cuenta los gustos de tu pareja para que haya armonía y todos disfruten la ocasión.

Todo a mano

Normalmente para salir con un bebé, la madre debe pertrecharse con un sinfín de artículos que requiere el pequeño, y en este caso no es distinto. Para que nada te falte y tengas a mano todo lo necesario, organiza un bolso especial unos días antes del evento. Allí incluye sus biberones, pañales, toallitas húmedas, juguetes, una muda de ropa y lo que consideres que requerirás para pasar el día completo fuera de casa. Si preparas todo con anterioridad, evitarás olvidar cosas que luego podrían dañarte la velada.

Busca apoyo

Aunque generalmente tú seas la que esté a cargo del bebé, ese día estarás muy ocupada atendiendo a los invitados e incluso caminando hacia al altar, por lo que es recomendable que contrates el servicio de una niñera para que te acompañe, o busques a una persona de confianza que se comprometa al cuidado del chico en los momentos de mayor ajetreo.

De ambiente familiar

Considera que tu boda tenga un ambiente familiar. Permite que los invitados también puedan llevar a sus hijos. Seguro que las fotos quedarán hermosas con las caritas sonrientes de los pequeños en ellas.

Después de la boda

Si no tienen quién se haga cargo del infante por unos días, cuando planifiques la luna de miel busca un sitio familiar al que puedan acudir los tres. Igualmente, evita escoger destinos muy lejanos, para que no ocurran eventualidades durante el viaje.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...