Calabaza para Halloween

Si quieres saber como hacer una calabaza para Halloween no puedes perderte este artículo

happy-halloween-3753868_1280

Se acerca la noche de Halloween y si en tu casa hay niños no puedes perderte la experiencia de preparar la terrible calabaza típica de esta noche de los muertos con tus hijos. A ellos les encantará y tu disfrutarás un montón con el resultado obtenido.

Para realizar la calabaza de Halloween vas a necesitar:

  • Una calabaza
  • Papel de periódico
  • Un rotulador de punta gruesa
  • Un cuchillo
  • Una cuchara grande
  • Una vela

Calabaza para Halloween

  • Para realizar esta calabaza debes reunir todos  los materiales anteriores.
  • La calabaza debe ser de tamaño mediano y debe tener una base lisa por debajo para que pueda mantenerse de pie por si sola.
  • Antes de comenzar a trabajar debes proteger la mesa con papel de periódico o con un papel viejo que luego no te importe tirar.
  • Coloca la calabaza sobre la mesa y corta la tapa superior con el cuchillo para que puedas acceder al interior de la calabaza y vaciarla
  • Con la ayuda de una cuchara grande intenta vaciar toda la calabaza de semillas y trata de dejar al menos unos dos centímetros de carne.
  • El relleno carnoso no lo tires pues puedes realizar con él una sopa deliciosa o un rico pastel
  • Cuando la calabaza esté vacía, con la ayuda del rotulador ve dibujando la cara terrorífica de la calabaza. Puedes hacer los ojos y la nariz en forma de triángulos y la boca en zig-zag.
  • Una vez dibujada la cara puedes empezar a recortar con la ayuda de un cuchillo las partes dibujadas.
  • Una vez recortadas retíralas poco a poco para que tu calabaza vaya adquiriendo un aspecto terrorífico
  • Cuando esté terminada puedes colocar una vela en su interior para que se vea en la oscuridad
  • Si quieres darle un aspecto más tenebroso puedes ponerle un gorro negro de bruja encima y al lado una escoba vieja.

Y ya está, seguro que tanto tu como tus hijos estaréis orgullosos de vuestra «calabaza monstruosa de Halloween»

Un poco de historia

El 31 de Octubre todo el mundo realiza «una calabaza de Halloween», pero ¿sabes de donde viene esta tradición?

Vamos a remontarnos a 2500 años atrás a una leyenda de origen celta que habla de un hombre irlandés muy tacaño que se encuentra en una taberna con el mismo demonio y llega a un trato con él a cambio de una moneda para tomar la última copa. El demonio acepta el trato y se convierte en una moneda que Jack el irlandés mete en el bolsillo, donde también lleva un crucifijo que impide que el demonio vuelva a recuperar su aspecto. Jack aprovecha la situación y vuelve a hacer un trato con el demonio y le dice que le va a entregar su alma en diez años, pero cuando el diablo vuelve a cobrar la deuda, vuelve a hacerle chantaje con el crucifijo y le dice al diablo que nunca se llevará su alma. Cuando Jack muere su alma no puede ir al cielo, pero tampoco al infierno y debe vivir en los mundo de los vivos, pero el camino para volver al mundo de los vivos es oscuro y el demonio le da a Jack un carbón encendido para iluminarse que Jack mete dentro de un nabo para que no se le apague.

En la cultura celta los nabos eran muy típicos, pero en la cultura americana no existían los nabos y fueron sustituidos por una calabaza que si son muy frecuentes en este lado del mar. Así se cambió la tradición: Un nabo por una calabaza.

La leyenda en la actualidad

Las calabazas de Halloween se conocen con el nombre de «Jack-o-lantern» es decir «la linterna de Jack» que es lo que usó el viejo tacaño para llegar de nuevo al mundo de los vivos.

El 31 de Octubre los celtas creían que era el último día del año y que durante la noche se rompía el velo que separaba la vida y la muerte, por eso la gente ilumina sus casas con estas «linternas» para ayudar a los muertos que vuelven a la vida.

Las calabazas se tallan con estas formas terroríficas para imitar el rostro de Jack y ahuyentar al diablo, porque su pacto todavía sigue vigente.

Otra táctica para alejar a los muertos de las casas era poner dulces en la puerta para que los muertos estuvieran contentos y no se dedicaran a hacer maldades.

Otra manera de ahuyentar a los espíritus era vestirse como ellos para despistarlos.

Todo el mundo cree que Halloween es de origen americano, pero como ya contamos con la leyenda de Jack, Halloween es de origen irlandés y fue llevado a Estados Unidos en 1840 por un grupo de irlandeses  que emigraron a este país y fue en Minnesota donde se realizó por primera vez un desfile de Halloween que luego sería imitándose poco a poco por todos los estados americanos.

Y tú,¿ ya tienes lista tu calabaza de Halloween?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...