Cine erótico para nosotras

Casi siempre la industria del cine erótico ha pensado en el público masculino para sus películas y rodajes, pero las cosas comienzan a cambiar poco a poco con la llegada de portales como Pasionis

pasionis

En nuestro blog hablamos de la sexualidad femenina abiertamente, y nuestras lectoras lo saben. Pero no lo hacemos únicamente desde el punto de vista de los sentimientos, o de las situaciones concretas de pareja que puedan surgir, sino que pretendemos que este sea un lugar en el que la mujer equipare su forma de pensar a la del hombre, en el sentido de que le esté permitido y no sea mal visto el hecho de pensar en su placer sexual como lo hacen ellos y en disfrutar de las relaciones coitales, y de toda la experiencia asociada a los preliminares e incluso a la masturbación de una manera natural, sin tener que por ello sonrojarse, esconderse, o por el contrario evitar hablar del tema.

Y es que aunque las mujeres hemos evolucionado mucho, la realidad es que aún hay muchos aspectos en los que ellos salen victoriosos. Y es que pese a que nosotras se supone que tenemos el mismo derecho que ellos, y vivimos en una sociedad que proclama igualdad por los cuatro costados, lo cierto es que en cuanto al sexo, las cosas no son como deberían. Ellos pueden acostarse con cientos y son unos don juanes, si lo hacemos nosotras, tenemos un gran problema con un calificativo muy peyorativo. Ellos pueden admitir abiertamente la masturbación, nosotras tenemos que practicarla casi como si fuese un verdadero secreto de Estado.

Eso por no mencionar el apartado del mundo del cine erótico, porque en él, aunque la mayoría de protagonistas sean mujeres, lo cierto es que en muy pocas ocasiones se piensa realmente en nosotras. Y es que las películas eróticas han sido casi siempre un entretenimiento masculino, al igual que lo es los desnudos integrales en medios impresos, o incluso las páginas de contactos relacionadas con citas eróticas para conseguir un placer sexual por teléfono, que están casi siempre orientadas al segmento masculino. A las mujeres, al menos hasta hace más bien poco nos han ignorado por completo. Y es que claro, aunque alguno podría decirme que los contenidos están ahí, y que bien podemos acceder a ellos, en realidad lo que está pensado para los hombres no es exactamente lo que nos gusta a las mujeres.

Aunque en alguna que otra ocasión en nuestro blog te hemos hablado precisamente de las tendencias que hacen que los vídeos eróticos para mujeres, aún considerado igualmente X como el que vemos de forma más habitual en el mercado y pensado para ellos sea sustancialmente diferente, hoy nos gustaría recomendarte una web en la que descubrir precisamente dicho concepto desde muchos puntos de vista. Me refiero al sitio Pasionis en el que la sexualidad femenina deja de ser un tabú para convertirse en una idea creada por varias mujeres emprendedoras que decidieron dejar de reunirse a la hora del café para hablar con cierto pudor a que alguien pudiese escuchar sus secretos más íntimos, a hacerlo abiertamente desde un portal en el que se tratan consejos, se habla de sexo, pero en el que también hay ejemplos muy interesantes de vídeos en los que la X es la protagonista, pero lo es desde los ojos femeninos.

Y es que si a ellos les encanta verlo todo, de forma explícita, y tampoco le dan demasiada importancia a preliminares, ni les importa ver cómo las mujeres eyaculan de una manera bestial que todas sabemos que ha sido generado más por la propia industria cinematográfica que busca el efecto especial, que como algo que sea así de real, nosotras buscamos ver una relación coital plena, en la que el desnudo sea el protagonista, porque no vamos a negar que nos gusta ver tanto como a ellos, pero en la que la acción se lleve a cabo como en la vida real, o al menos, que la situación se le parezca un poco más.

Por lo general, el Cine erótico para mujeres tiene en parte más diálogo que el comúnmente conocido como el masculino, y además, sin lugar a ningún tipo de dudas es mucho más sutil en las tomas, cambia mucho más de ángulo, pero lo hace para poner el objetivo en el detalle y además, es consciente de lo que necesita una mujer para sentir el orgasmo que en las películas eróticas parece que es una cosa de magia. Llegar y llenar. Y todas esas pequeñas diferencias, porque al fin y al cabo el sexo es sexo son las que hacen que las mujeres se den cuenta de que quizás ese tipo de films son también para ellas, y que justamente hasta ahora no les gustaban por el hecho de que se hacían solo bajo la idea masculina de lo que es una relación coital y siempre enfocado a lo que ellos esperan o quieren. Pero por suerte, eso ha cambiado. ¿Aún no eres parte del cambio?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...