Cómo obtener la incapacitación para una persona mayor

Cuando una persona por motivos de edad no puede ejercer acciones físicas ni legales, sus familiares pueden solicitar su incapacitación. Si quieres saber cómo hacerlo, el siguiente artículo puede ayudarte.

Incapacitación en personas mayores

Cuando una persona no puede gobernarse por si misma, la ley establece en su beneficio que se le limite su capacidad de decidir y obrar. Son las personas de edad avanzada las que suelen presentar más motivos para su incapacitación y suelen ser sus familiares quienes llevan a cabo el procedimiento. Pero que una persona esté incapacitada no significa que pierda sus derechos como ciudadano, necesitará de una persona que lo tutele o gobierne.

Si quieres saber más acerca de la incapacitación de las personas por ley, los tipos que existen, cuándo se puede pedir, cómo se debe hacer este proceso o quién puede iniciarlo, sigue leyendo este artículo.

Tipos de incapacitación

Existen dos tipos de incapacitación dependiendo de la capacidad de la persona.

Incapacitación total

También se la conoce como tutelada y se origina cuando la persona no puede hacer nada por sus propios medios, ni de ámbito legal ni físico. Necesitan siempre la asistencia de un tutor legal que puede ser una persona física o jurídica.

Incapacitación parcial

Es conocida también como curatela y es la que se le concede a las personas que no pueden ejercer algunas acciones de su vida pero no todas. El curador pude ser una persona física o jurídica y será el encargado de ejercer las acciones que le asignen. En este tipo de incapacidad aparece una figura llamada administrador patrimonial que se encargará de los bienes de la persona incapacitada de forma temporal.

Cuándo solicitar una incapacidad

Se puede solicitar una incapacidad temporal o permanente por muchos motivos, como padecer deficiencias físicas o psíquicas que le impidan a la persona ejercer su vida normal y tomar decisiones importantes de carácter legal.

Normalmente, las incapacidades se solicitan para personas mayores que:

  • Padecen enfermedades físicas o psíquicas
  • Padecen un trastorno mental
  • Padecer ludopatia, alcoholismo o drogodependencia
  • Padecer una discapacidad intelectual
  • Padecer demencia o una enfermedad degenerativa como el alzhéimer

La incapacitación puede solicitarse también para un hijo menor de edad cuando sufra una enfermedad que le impida gobernarse por si mismo y si se cree que esta situación puede durar toda la vida se origina un caso de patria potestad prorrogada.

Cómo solicitar la incapacidad

  • En primer lugar hay que acudir a un abogado y explicarle el problema.
  • El abogado va a presentar en el juzgado la incapacitación, pero deberá aportar los siguientes documentos: nombre y DNI del demandado, certificado de empadronamiento y de nacimiento del demandado, informes médicos, relación de bienes e ingresos del demandado y el nombre y el domicilio de la persona que va a ejercer la tutela. A veces, ocurre que el propio demandado es consciente de que va a sufrir una futura incapacidad y puede nombrar al tutor que se encargará de tomar decisiones cuando él pierda la capacidad. Para esto se realiza un apoderamiento mediante una escritura pública.
  • Mientras dura el proceso se pueden tomar medidas cautelares hasta que se aplique la sentencia para proteger al incapacitado. Estas medidas están relacionadas con la administración de bienes y patrimonio del demandado.
  • El tiempo hasta que se dicta sentencia es largo pues es necesario analizar la autonomía personal, doméstica y social de la persona demandada. Normalmente el tiempo transcurrido puede oscilar entre seis meses y un año.
  • Cuando se admita la demanda, el juez dará audiencia a la persona incapacitada y a sus familiares para que pueda tomar una decisión justa.
  • El juez puede solicitar otra prueba pericial independiente de los informes médicos aportados en la demanda.
  • Cuando el juez dicte sentencia, decidirá el grado de incapacidad y nombrará al tutor o tutores legales.
  • Los tutores designados pueden rechazar el cargo alegando motivos de trabajo, padecer alguna enfermedad o no sentirse capacitados para el cargo. Si acepta el cargo, debe encargarse de informar al juez del patrimonio y de la situación de la persona incapacitada cada año
  • La sentencia del juez no es inamovible, pues puede darse el caso que la persona con incapacidad parcial evolucione hacia una incapacitación total o que por el contrario recupere sus facultades de obrar y decidir y no necesite de un tutor legal. En estos casos se hace necesaria una revisión de la sentencia.

Quién puede solicitar la incapacidad

Normalmente las incapacidades las solicitan los parientes cercanos de la persona como:

  • Padres, en el caso de menores o mayores limitados como personas con síndrome de Down.
  • Hijos en relación a sus padres.
  • Hermanos.
  • Cónyuge.
  • Ministerio Fiscal.

La incapacitación se realiza para proteger a la persona y ayudarle en su vida diaria tanto en acciones físicas como en acciones legales, pues el incapacitado es incapaz de hacerlo por si sólo. No es una decisión fácil pero es necesaria tanto para la persona como para sus familiares. En casos de edades avanzadas es recomendable que los tutores legales sean los hijos, pues el cónyuge generalmente suele tener una edad similar similar a la del incapacitado y posiblemente no se encuentre en condiciones de ejercer de tutor legal.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...