El papel no valorado de la mujer trabajadora de casa

En pleno siglo XXI seguimos esperando una verdadera conciliación familiar y laboral que permita a las mujeres escoger libremente su futuro laboral. La mujer que decide cuidar de sus hijos en casa, no está valorada de ninguna manera.

Mujer trabajadora

Este fin de semana, en concreto el sábado 8 de marzo, se ha celebrado el día Internacional de la mujer. Importantes han sido en esta ocasión las redes sociales y las aplicaciones tipo ‘Whatsapp‘ que nos han inundado con muchas fotos, dibujos o viñetas referentes al papel de la mujer, ya sea como madre, como mujer trabajadora o simplemente como mujer en la sociedad que nos ha tocado vivir. Pienso que esos gráficos reflejan el papel de la mujer en nuestra sociedad, un papel que dista todavía mucho de la igualdad entre hombres y mujeres. Todavía nos queda mucho camino por recorrer.

Es cierto que la mujer, hoy en día, se ha labrado un camino laboral importante, pero a costa de que en pleno siglo XXI, si una mujer quiere triunfar en el trabajo debe abandonar la idea de la crianza de sus hijos, porque es imposible, con los horarios que tenemos hoy en día, conciliar vida familiar y laboral. Si queremos cuidar de los hijos debemos abandonar la idea de un trabajo exitoso porque es imposible  atender a la exigencias laborales y de horarios a la vez que cuidar con esmero de los niños, sobre todo cuando se ponen malitos y necesitan de su mamá o su papá para que los cuiden.

Muchas mujeres deben hacer verdaderos equilibrios diarios para poder llegar a todo: casa, niños y trabajo. Porque aunque cada vez hay más hombres que se toman las tareas de la casa como algo que hay que hacer entre todos, la grandísima mayoría de ellos dejan a la mujer el peso de las labores de la casa y del cuidado de los hijos. Incluso si alguno tiene que sacrificar su vida laboral, lo hará la mujer en favor del hombre. Y aunque no fuera así, sería la mujer la que se encargaría de que los niños estuvieran cuidados y de que no les faltase de nada.

Además, seguimos en una sociedad donde los hombres, en igualdad de condiciones, cobran más que la mujer y donde no ha cambiado todavía la mentalidad de los hombres. Hasta que no escuche a un hombre decir: no puedo ir a cazar, a jugar al fútbol, a correr o a tomar una cerveza porque tengo que limpiar el polvo de casa y que eso salga realmente de su boca, no creeré que hay un cambio en la forma de pensar de los hombres. Y mientras ellos no cambien su forma de pensar, la mujer seguirá arrastrando la responsabilidad de todo en casa.

No obstante, hay mujeres que escogen libremente cuidar de sus hijos y dejan que sea el marido el que  trabaje fuera de casa, dejando de lado sus perspectivas laborales o en muchos casos, trabajando desde casa. Estas mujeres, en muchas ocasiones, se sienten fuera de la sociedad, aisladas, porque no comparten situaciones de estrés con sus amigas, conocidas u otras madres del colegio. Pero ellas trabajan las 24 horas al día y sufren el mismo estrés para llegar a todo, como las que trabajan fuera de casa. Porque todas las mujeres tenemos siempre cosas que hacer, si no es la casa son los niños, si no la compra, si no el trabajo. Tenemos un horario de demasiadas horas al día todavía porque las labores de la casa solo se dejan en manos de  la mujer.

Lo malo de la mujer que escoge cuidar de sus hijos en lugar de trabajar fuera de casa, por falta de una conciliación laboral y familiar, es que su trabajo no está valorado de ninguna manera. La única recompensa que le queda a la mujer que trabaja en casa o que se dedica a su labores es saber que puede cuidar ella misma de sus hijos y puede disfrutar de los pequeños momentos, que son, al fin y al cabo, los que luego le quedaran en el recuerdo. ¿Cuándo comenzará a cambiar la mentalidad de la sociedad para entender que la mujer no es la encargada de todo y que todo se puede hacer entre todos los miembros de la casa? ¿Cuándo podremos disfrutar de una verdadera conciliación familiar y laboral que les permita a los padres cuidar de sus hijos dignamente sin tener que hacer equilibrios cada día y sin tener que renunciar al trabajo? ¿Qué opináis?

Imagen | Victor1558

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...