Embarazo psicológico en perritas ¿qué síntomas tiene?

Si tu perrita tiene un embarazo psicológico este artículo te puede interesar

dog-1752885_1280

El embarazo psicológico también llamado pseudo-gestación es un estado fisiológico que nuestra perrita puede padecer tras su período de celo. Este embarazo psicológico también lo experimentan las lobas que acompañan a la hembra alfa para poder alimentar a los lobeznos y así asegurar su supervivencia.

El embarazo psicológico es un desajuste hormonal que sufren las perritas creyendo que están preñadas y adoptan peluches o cualquier otro objeto creyendo que son sus crías.

Estos desajustes hormonales producen cambios psicológicos y físicos en la perrita que pasan por un estado de cansancio y desasosiego pudiendo darse también una conducta agresiva.

¿Por qué se produce el embarazo psicológico?

El embarazo psicológico se produce por una producción excesiva de  una hormona llamada progesterona que se produce después del celo, concretamente dos meses después. Durante este período las perritas presentan un aumento del tamaño de las mamas.Cuando los niveles de progesterona disminuyen aparece otra hormona la prolactina que es la encargada de la producción de leche y del comportamiento materno.

Cuando todo este proceso ocurre en una perrita que no está preñada hablamos de embarazo psicológico porque pese a no esperar cachorritos su cuerpo se prepara para ser mamá.

Este problema puede aparecer en perritas de cualquier raza o edad y no se da de igual forma en todos los celos. En el caso de que haya una producción excesiva de leche es mejor llevar a la perrita al veterinario para que le ponga el tratamiento adecuado.

Cambios durante el embarazo psicológico

Si tu perrita sufre un embarazo psicológico tendrá los siguientes síntomas físicos:

  • Aumento de las glándulas mamarias
  • Secreción acuosa o láctea
  • Abdomen hinchado
  • Vómitos o diarrea

Pero también tendrá los siguientes cambios de comportamiento:

  • Actitud maternal
  • Preparación de camitas para la llegada del parto
  • Adopción de objetos como peluches o zapatillas creyendo que son cachorros
  • Pérdida de actividad física
  • Apatía y depresión
  • Agresividad frente a los que se acerquen a sus “cachorros”
  • En ocasiones se produce una mastitis que es una infección de las glándulas mamarias que puede producirle fiebre.

Tratamiento

Si tu perrita sufre un embarazo psicológico seguro que todos sus síntomas pasaran al cabo de dos o tres semanas, pero si tiene inflamación en las mamas es mejor que la lleves al veterinario para que le recete el medicamento adecuado.

Prevención

La única manera de evitar la reaparición de este trastorno es la esterilización en donde se le extirpan los ovarios y el útero a la perrita y así se evitan ademas del embarazo psicológico la aparición de muchas enfermedades.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...