La niña que superó su miedo a las abejas con un negocio millonario

El miedo a las abejas es algo bastante habitual, pero la historia de esta niña que lo convirtió en algo de lo que hacer negocio no te la puedes perder.

abejas

El miedo a los insectos, y en particular a las abejas, es algo que no es poco habitual. De hecho, son muchas las personas que no toleran a estas especies y que, siempre que tienen uno delante, procuran escaparse para que no les ronde. Sin embargo, son pocas las veces que se superan los miedos convirtiéndose en una historia de esas que merece la pena ser contada. Y es precisamente de ello de lo que queremos hablarte hoy, de cómo una niña no solo superó su miedo a las abejas, sino que hizo de él un negocio realmente interesante. ¿Te gusta la idea? ¡Pues no te pierdas la historia que viene a continuación!

La historia que te contamos hoy es la de Mikaila Ulmer, una niña estadounidense de 11 años, que temía a estos insectos. En realidad, el pánico que sentía por ellas era más que justificado porque cuando tenía tan solo 4 años de edad fue atacada por dos de ellas en el plazo de una semana. Dos picaduras en tan poco tiempo, y para una niña tan pequeña hacen que Mikaila sienta verdadero pánico cada vez que ve una. Pero, sus padres, en lugar de incentivar ese temor, hicieron justo todo lo contrario.

De hecho, los progenitores de Mikaila apostaron por recordarle a su hija lo importante que eran las abejas en el ecosistema y le incentivaron a que investigase el papel que juegan en la naturaleza. La niña, superada por el miedo, y poco a poco, empezó a estudiar a aquellos insectos que con solo cuatro años vio como verdaderos enemigos. Poco a poco, la idea que tenía sobre las abejas fue cambiando y se dio cuenta de que sin ellas las cosas poco tendrían que ver con el mundo que conocía.

Entonces Mikaila, un poco más mayor, pensó que ella quería aportar su granito de arena para evitar la extinción de unos insectos que si bien le habían picado, eran fundamentales para el entorno natural. Lo que se le ocurrió fue utilizar una receta de limonada de la propia familia, e incluir en ella miel en su preparación. El invento se llamó, como no podía ser de otro modo, Bee Sweet Lemonade. Con un logo muy infantil y unos colores muy llamativos estaba creando un verdadero negocio del que muchos querrían saber y por el que muchos enloquecerían con su sabor.

Los beneficios son solidarios

Mikaila es una de las niñas ejemplo de cómo se puede convertir un miedo en un buen negocio. La limonada casera con miel comenzó siendo solo una aventura de niña en puestos callejeros en los que intentaba concienciar a la gente no solo sobre el sabor de un producto natural, sino de lo importante que era proteger a aquellos animales. Poco a poco empezó a ganar fama, y el momento de gloria llegó cuando salió en la TV. En ese entonces se convirtió en una verdadera estrella y sus ganancias se multiplicaron ya que hubo varios patrocinadores interesados en convertir aquella receta de la niña en una verdadera realidad comercial.

Ahora la limonada Bee Sweet Lemonada se vende en los supermercados Whole Foods, que ofrecieron a la niña un contrato de 11 millones de dólares para vender la limonada en 55 de sus establecimientos a lo largo de todo Estados Unidos. Ello implica que las ganancias de Mikaila son millonarias, pero eso no la hace olvidar el verdadero origen de la idea. Es por eso que buena parte de los beneficios que obtiene con su idea los destina a organizaciones que luchan contra la extinción de las abejas y que se preocupan por la conservación de estos insectos.

La nueva embajadora de las abejas

Cada vez que puede, Mikaila demuestra que sí se puede luchar para mejorar el entorno en el que vivimos y recuerda a todas las personas con las que se cruza, la importancia de luchar contra la extinción de estos insectos. Su historia inspira a miles a uno y a otro lado del charco, y probablemente ahora que la conoces seas de los que tienen ganas de ponerla en práctica en su día a día. No importa si no tiene relación con las abejas, lo importante es que encuentres eso que puede hacerte feliz y mejorar la vida de todos los demás. ¿No te parece?

Foto: abejas vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...