Leches vegetales

Si quieres conocer las propiedades de las leches vegetales no puedes perderte el siguiente artículo

jakobsweg-59929_1280 nature-3454341_1280 (1)nature-3454341_1280 (1)La leche vegetal es una alternativa a la leche de vaca tradicional para las personas que no la toleran o que no le sienta bien. Existen muchos tipos de leches vegetales que se obtienen al poner a remojo cereales, legumbres o frutos secos para luego exprimirlos y obtener su “zumo”.

Hoy en día podemos encontrar en el supermercado una gran variedad de leches vegetales: de arroz, de avena, de almendras, de avellanas, de sésamo, de quinoa, de nueces, de coco, de espelta, de soja…

Leche de arroz

Las leches vegetales están muy de moda y el arroz es el cereal más consumido en el mundo. La leche de arroz se obtiene a partir de arroz integral y tiene un sabor dulce, un color blanquecino y una consistencia espesa. No contiene colesterol, ni grasas saturadas, ni caseina ni lactosa.

Podemos usarla como sustituto de la leche en algunas recetas, pero su mejor función es la de espesante. Es muy rica fría con canela.

La leche de arroz no contiene proteínas ni calcio por eso no puede ser sustituida por la leche sobre todo en los niños.

Leche de avena

La leche de avena es otro tipo de leche vegetal que no contiene lactosa y se obtiene a partir de avena y agua. Es una bebida dulce y refrescante.Contiene carbohidratos de absorción lenta y un alto contenido en fibra.Además contiene avenina que es un alcaloide con efecto calmante.No posee lactosa y contiene vitaminas del grupo B.

Las personas alérgicas al gluten deben tener cuidado con la leche de avena pues en las industrias al manipular la avena pueden mezclarla con otros cereales que contengan gluten por eso a la hora de comprarla debes fijarte que ponga “libre de gluten”

Leche de almendras

La leche de almendras es otra opción más en las leches vegetales. Es baja en calorías y está libre de lactosa. Aporta grasas insaturadas que ayudan a regular el colesterol malo, aporta fibra para ayudar al tránsito intestinal y tiene un sabor ligero a nuez dulce.

Hay que tener cuidado con esta leche  si eres alérgica a los frutos secos.

Su consumo no está recomendado en recién nacidos ni en bebés

Leche de sésamo

El sésamo o ajonjolí es una planta de la que sólo se consumen sus semillas pero tienen la particularidad de que son ricas en calcio. La leche de ajonjolí o sésamo tiene un sabor dulce y ligero a cacahuete y es muy cremosa.

La leche de sésamo es otra leche vegetal que posee lecitina que impide la acumulación de grasas, aporta  fibra, contiene vitaminas del grupo B, ácidos grasos omega 3 y 6 y al menos unos 15 aminoácidos entre ellos el triptófano.

La leche de sésamo no contiene lactosa ni gluten pero tiene un efecto laxante por eso debes tener cuidado no tomar demasiada. Otro aspecto a tener en cuenta es la alergia pues muchas personas son alérgicas al sésamo.

Leche de soja

La soja es una planta oleaginosa originaria de Asia que se utiliza como alimento proteico de bajo coste en muchos países.

La leche de soja es una leche vegetal que se obtiene de las semillas de la soja.Contiene una gran cantidad de hormonas vegetales llamadas fitoestrógenos que son muy útiles para las mujeres que están atravesando la etapa de la menopausia pues ayuda a disminuir los sofocos y los sudores nocturnos. En los hombres también previene la hiperplasia prostática benigna y el cáncer de próstata pues ayuda a disminuir la producción de tetosterona.

Pero la leche de soja tiene un bajo contenido de calcio por eso no es bueno que los niños menores de 7 años la tomen porque no ayuda a su crecimiento óseo.

Esta leche de soja tampoco está recomendada para mujeres que sufren cáncer de mama porque los fitoestrógenos podrían causar desequilibrios hormonales negativos.

Los cultivos de soja son transgénicos y se cree que un consumo elevado puede provocar problemas cardíacos, infertilidad y osteoporosis.

Leche de nueces

Las nueces son consideradas un superalimento por sus propiedades y beneficios comprobados. La leche de nueces es una bebida vegetal libre de lactosa, gluten y grasas saturadas y tiene un sabor dulce y agradable y una textura cremosa.

La leche de nueces aumenta los niveles de serotonina, es rica en antioxidantes y ayuda a combatir los niveles de colesterol. No contiene lactosa ni gluten y ayuda a aumentar los niveles de hierro.

La leche de nueces no contiene calcio, por eso si decides sustituirla por la leche de vaca debes buscar fuentes alternativas de calcio.

Leche de avellanas

La leche de avellanas es una bebida vegetal de color blanco que se obtiene al mezclar avellanas con agua. Su sabor es ligeramente dulce. Es una bebida libre de lactosa y gluten y favorece el tránsito intestinal.Previene el envejecimiento celular por su gran contenido en vitamina E, contiene ácido fólico y es baja en sodio.

Leche de coco

La leche de coco no es lo mismo que el agua de coco, pues la leche se elabora a partir de agua y carne de coco.

La leche de coco no posee lactosa, es rica en magnesio y baja en calcio. Posee ácidos grasos saturados que ayudan a regular el nivel de colesterol en sangre.También posee un alto contenido en fibra que ayuda a que tengas sensación de saciedad.

Leche de espelta

La leche de espelta es un liquido de color blanco que se obtiene con semillas de espelta y agua. Tiene propiedades antioxidantes y regula los niveles de colesterol, combate el estreñimiento y promueve la saciedad.

La leche de espelta contiene gluten por eso no es apta para intolerantes al gluten ni tampoco debe darse a lactantes ni a niños menores de 7 años.

Y a ti, ¿qué leche vegetal te gusta?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...