¿Te gustan las fundas nórdicas?

Si eres friolera lo mejor para pasar el invierno calentita es una funda nórdica con relleno. Si quieres saber algo más sobre el tema no te pierdas este artículo

bedroom-668751_1280

Todavía estamos en pleno verano, pero tenemos que hacer como las hormigas e ir pensando en el próximo invierno y no hay nada mejor para pasar el invierno bien calentita que un funda nórdica.

Hoy en día las fundas nórdicas se han convertido en los cubrecamas de la mayoría de los hogares, porque son muy versátiles, pues según su tipo de relleno se pueden utilizar tanto en invierno como en verano. Además nos permiten ahorrar dinero y espacio en el armario pues no vamos a necesitar gastar en mantas ni tampoco tenerlas almacenadas.

¿Qué es una funda nórdica?

Una funda nórdica es una pieza de tela cosida por tres lados dejando el cuarto libre para poder introducir el relleno nórdico. La elección del relleno depende del gusto de cada persona y pueden ser sintéticos o de plumas.

No es lo mismo un edredón que una funda nórdica, pues en la funda nórdica el relleno se puede cambiar al cambiar de estación y el edredón siempre tiene el mismo relleno.

Las fundas nórdicas son la evolución de las mantas tradicionales pues nos proporcionan abrigo sin ser tan pesadas y cuando llegue el buen tiempo podemos seguir usándolas retirándole el relleno o colocándole uno de menor grosor.

Las fundas nórdicas cumplen dos funciones:

  • Proporcionarnos calor en la cama
  • Decorar y personalizar nuestra habitación

Hoy en día se pueden encontrar en el mercado fundas nórdicas para todas las personas y para todos los gustos.

Tipos de fundas nórdicas

Según tus necesidades o el tamaño de tu cama, puedes elegir varios tipos de fundas nórdicas:

  • Fundas nórdicas para cama de matrimonio. Debes escogerla lo suficientemente ancha para que cubra toda tu cama y debes procurar que los colores combinen con los tonos de la habitación.
  • Fundas nórdicas juveniles.Estas fundas son para camas individuales y suelen estar representadas por objetos que le gustan a la gente joven: coches, viajes, equipos de futbol, superhéroes, famosos de televisión…
  • Fundas nórdicas para cunas. Estas fundas suelen ser ajustables pues los bebés se mueven mucho y siempre terminan destapándose.

¿Cómo elegir tu funda nórdica perfecta?

Si quieres una funda nórdica para usar durante el invierno y durante el verano, es mejor que compres una funda nórdica reversible, así podrás cambiar un poco el ambiente de tu habitación.

En cuanto al relleno puedes elegir entre:

  • Plumón de oca. Se usan las plumas del pecho de los patos y de las ocas y es el que más abriga
  • Plumas. Este relleno se hace con plumas de oca y pato igualmente, pero con plumas, no con plumón, por eso mantienen la varilla que las une
  • Poliéster o algodón. Este tipo de rellenos calientan un poco menos, pero son muy prácticos y te serán muy útiles si eres alérgica a las plumas.

Antes de comprar la funda nórdica debes tener en cuenta el estilo de tu habitación y los colores para que la funda le aporte calidez y elegancia a la habitación.

El gramaje

El gramaje nos permite saber el calor y el acolchado del relleno. Varía entre 175 y 500gr/m2 y su elección va a depender de lo caliente que sea tu habitación.

  • Los rellenos ligeros entre 175 y 259 gr/m2 son ideales para habitaciones que están a temperaturas entre 18 y 22º C
  • Los rellenos medios están entre 300 y 350 gr/m2 y son adecuados para habitaciones que tienen una temperatura entre 15 y 18º
  • Los rellenos cálidos están entre 400 y 500 gr/m2 y son ideales para habitaciones que se mantienen a una temperatura inferior a 15º

Consejos para lavar la funda nórdica

  • Las fundas nórdicas son fáciles de lavar, pero se necesitan unos cuidados básicos para mantenerla en perfecto estado.
  • Las fundas nórdicas vienen con una funda, no la tires, consérvala pues te será útil a la hora de guardarla para evitar que se llene de polvo y de olores molestos como el frío y la humedad
  • Cuando tengas necesidad de lavar tu funda nórdica es mejor que la laves sin nada más en la lavadora
  • Es mejor que la laves del revés y a una temperatura de 30º
  • Procura no usar lejía ni la cuelgues a pleno sol pues se pueden dañar los colores.
  • Hay que lavarla una o dos veces al año respetando las recomendaciones del fabricante
  • Procura usar poco detergente y no uses suavizante
  • Los rellenos sintéticos se pueden secar en la secadora pero poniendo unas pelotas de tenis en su interior.

Un relleno natural de plumas o de plumón tiene una vida útil de 10 años si está bien cuidado, pero su precio es algo costoso y el problema es que tarda mucho en secarse, sobre todo en los meses de invierno.

Los rellenos sintéticos son más baratos, pero su vida útil es inferior pues sólo duran 5 años, pero su precio es muy inferior y tienen la ventaja de secar más rápidamente.

Pero hoy en día ya no tenemos porque escoger entre uno u otro porque existen en el mercado rellenos mixtos con la mitad de plumas y plumón de oca y la otra mitad de microfibra.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...