El Museo del Barrio Rojo abre sus puertas en Holanda

Holanda crea la polémica al abrir el primer Museo de la Prostitución en el mundo, precisamente anclado en el conocido barrio rojo de la capital holandesa.

barrio rojo

Probablemente en casi cualquier otro país del mundo, si se hace lo que han planteado en este caso en Holanda, más de uno alzaría el grito en el cielo. Sin embargo, Holanda es particularmente diferente a buena parte del mundo y sus costumbres liberales, de legalizarlo casi todo y de vivir en paz con ello sin falsos estereotipos son los que hacen hoy que sea un tema de actualidad. Precisamente en Ámsterdam acaba de inaugurarse el museo de la Prostitución, del cual te contamos algunos detalles hoy.

Como sabes, el famoso barrio rojo de la capital holandesa es un lugar en el que la prostitución no se oculta, sino más bien todo lo contrario. Las prostitutas están en las famosas vitrinas mostrándose a los futuros clientes que pasan por delante de ellas, y aunque en muchos casos films y series exageran el concepto, pasear por allí aunque no es lo más recomendable a ciertas horas, pero no es precisamente la más fácil de las aventuras disfrutar del voyarismo en los prostíbulos, y menos aún lo de tomar fotografías, como vemos en esos contenidos audiovisuales. En todo caso, la idea vende. Y HOlanda lo sabe. Y quizás por ello es que han estrenado el Museo de la Prostitución.

Con respecto a mi opinión como mujer sobre este tema, la verdad es que tengo ideas un tanto contrastadas y opuestas. Por un lado, mientras la prostitución sea ejercida de manera voluntaria, cobrando por ello y sin ninguna atadura de mafias o personas que puedan estar obligando a la mujer a hacerlo, me parece que es una actividad más. Cada una es libre de hacer lo que le parezca con el propio cuerpo. Y es preferible que se legal, como en Holanda, para evitar precisamente problemas de redes de prostitución, que alguien se aproveche de esos salarios y abusos de todo tipo. O sea, hasta aquí, podría decir que me parece perfecto que se inaugure el museo de la Prostitución.

Además del hecho de reflexionar sobre la idea de museo, que daría para mucho, lo cierto es que por un lado Holanda quiere dejar de ser ese paraíso libertino en el que los visitantes van a buscar a una sociedad aperturista, la posibilidad de consumir drogas blandas legalmente y un mundo de prostitución al descubierto que es difícil encontrar en otro lado. Pero por otro, crean el museo de la Prostitución en un antiguo burdel de Ámsterdam. Creo que no soy yo la que se contradice, sino ellos mismos ¿No te parece?

Vía: El País

Imagen: MARCBCN

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...