Águila Roja, el Robin Hood de siglo XVI

aguila-roja

Una servidora no es mucho de televisión en general y de series en particular. Pero de hombres, pues sí miren, de eso sí que soy un poco. Y si se mezclan los buenos hombres y las series, pues también, que una hace un pequeño esfuerzo. ¿Resultado? «Hola, me llamo Cristina y lo reconozco, soy fan de Águila Roja en general, y de Gonzalo de Montalvo en particular».

Y es que con tan sólo 7 episodios emitidos esta producción de Globomedia para Televisión Española se ha convertido ya en la serie nacional y extranjera más vista de la temporada, el mejor estreno de ficción de los últimos cuatro años y líder absoluto en su día de emisión, los jueves. Y además, me ha dado a mi último amor platónico.

Mi hombre -o también conocido como Gonzalo, y en sus ratos libres como David Janer– es un sencillo maestro de escuela. Tras la muerte en extrañas circunstancias de su esposa Cristina -¡qúe coincidencia! salvo por lo de que está muerta, lo demás es perfecto-, se convierte en un héroe enmascarado al que llaman Águila Roja. Pasión, intriga, aventuras y acción se mezclarán con el amor y la amistad en esta serie, de un género poco abordado en la pequeña pantalla: el de las aventuras de época.

Gonzalo de Montalvo

David Janer comparte protagonismo con actores como Javier Gutiérrez -Sátur, su fiel criado-, Francis Lorenzo -como el malvado comisario- Inma Cuesta -Margarita, la cuñada de Gonzalo-, Miriam Gallego -Lucrecia, la despiadada Marquesa-, Pepa Aniorte -la doncella de la Marquesa-, Santiago Molero y Erika Sanz -Cipri e Inés, que dan vida al tabernero y su esposa-, Adolfo Fernández -el misterioso fraile- y Roberto Álamo -Juan, el médico-. El reparto lo completan los niños Guillermo Campra y Patrick Criado, como los hijos de Gonzalo y la Marquesa, con una rivalidad semejante a la del Águila y el comisario.

Respecto a la serie, ha habido numerosas críticas y son muchos los que han hablado al respecto de sus incongruencias, basándose en que se considera una serie enmarcada en una época, en la que muchas de las cosas que suceden no son creíbles. Desde la serie se desmarcan diciendo que ésta no es una serie histórica. «Nuestro objetivo es el entretenimiento. «Águila Roja» es un vehículo para el entretenimiento. Puede resultar chocante, pero a medida que vayan pasando los capítulos los oídos se acostumbran.» respondía Javier Gutiérrez en una entrevista concedida hace poco para el diario ABC.

A una servidora sinceramente, le es indiferente. Y es que al igual que me pasara en su día con el duque, la serie ya puede entrar en incongruencias en el lenguaje, en los elementos decorativos, en los vestuarios, en los escenarios… que el amor es lo que tiene. Y como bien dice mi amiga Victoria: «el amor es ciego», así que, para mí, la serie es… perfecta.

Más info | RTVE

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...