Conectados en red

2537309848_cb6b9e3ae5

El fenómeno de las redes sociales no para de crecer y crecer. Cada vez son más las personas que pasan tiempo colgando sus aventuras, desventuras, fotos y amistades en las páginas de redes sociales como Facebook o Twitter.

El fenómeno se extiende también a las celebrities, que dejan su vida y milagros reflejadas en la red. No hay más que acordarse de Demi Moore y Aston Kutcher, su pelea por una foto publicada por Aston y los miles de mensajes de fans que recibió pidiéndole que le perdonara. Esto es una mera anécdota, pero muestra muy claramente el auge del fenómeno de las redes sociales.

Eso sí, no es oro todo lo que reluce. Hay que tener cuidado con lo que publicamos en las redes sociales. Por ejemplo, en Facebook publicamos nuestros intereses, creencias religiosas, tendencias políticas… Estamos brindando una información personal que es valiosísima y además, al aceptar las condiciones de la red social, le otorgamos los derechos del material que se publica en ella. De hecho, es sabido que hay empresas que buscan en estas redes información sobre los candidatos antes de contratarlos. No quiero ni pensar qué pensarán de alguien que tiene colgadas fotos de sus mil juergas…

La polémica en torno a la privacidad y las redes sociales está servida. Los acosadores, por ejemplo, encuentran en estas redes toda la información que quieran sobre sus posibles víctimas, aunque también es cierto que se puede restringir el acceso a la información solamente a los amigos.

Foto de flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...