El alcohol y las vacaciones

el-alcohol-y-las-vacaciones

Seguramente te puedas plantear y pensar que durante las vacaciones podemos consumir más alcohol que el resto del año. Por lo tanto debes tener cuidado puesto que hay por ahí algunas leyendas que no son ciertas.

Hay que tener en cuenta que no es necesario renunciar a la cañita, las tapas y ese vinito que te tomas los domingos o en los chiringuitos de playa así como cuando sales de fiesta. Todo en su medida no es malo.

El alcohol no hidrata como se piensa, es más si te pasas de la dosis recomendada, los efectos pueden hacerte el efecto rebote, acudirás más al baño y eso es síntoma de que al final necesitas hidratarte al perder más agua.

Si te apetece beber algo, una cerveza es lo más saludable, ya que la levadura aporta algunos nutrientes y tiene la opción de tomarla sin. Aléjate del alcohol de mala calidad o lo que se suele llamar ‘garrafón’ y deja de experimentar con cócteles con mezclas que llevan distintos grados de alcohol, declínate por uno y no cambies.

Y aquí llega el punto igualmente interesante. Es muy calórico, una cerveza mediana puede sumar 120 calorías, una copa de vino cerca de 180 y una de champán 270 y si tomas chupitos de tequila, se suben las calorías a los 350.

Sin embargo la sangría y los tintos de verano llevan menos alcohol pero siguen sin ser bebidas hidratantes. Se aconseja por lo tanto reservarlas para la comida o el aperitivo porque es mejor tomarlas acompañadas de alimentos, ya que con el estómago lleno se suavizan los efectos del alcohol.

Imagen | Siradavis

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...