El día de la Primera Comunión

Si estas buscando el vestido de Comunión para tu hija no puedes perderte este artículo

primera comunión

Tradicionalmente el mes de Mayo es el mes de las Comuniones, una celebración muy esperada por las niñas y niños de la casa. El día de la Primera Comunión se ha convertido en un acto social para toda la familia convirtiéndose incluso en una” pequeña boda”. Pero ¿desde cuándo se celebran las Comuniones como las conocemos hoy en día?

La Iglesia Católica cree que las Comuniones comenzaron a celebrarse desde los primeros tiempos del cristianismo pero de una forma más sencilla y sin tanta fiesta. La Primera Comunión como acto ceremonial y sacramental está documentada en el año 1215 en el Concilio de Letrán en donde se dice que los niños podían recibir este sacramento desde los 12 hasta los 14 años.La ceremonia en este tiempo sólo se celebraba entre los nobles pero es a partir del siglo XIX cuando se realiza a nivel de todos los católicos.

A principios del siglo XX comenzó a utilizarse el traje de comunión de color blanco como símbolo de pureza y de inocencia. Los niños empiezan a llevar el traje marinero porque era accesible y sencillo para todos y las niñas llevan el vestido blanco que poco a poco se va complementando hasta convertirlo en un vestido casi de boda.

El día de la Comunión es un día muy importante para la niña protagonista y lo recordará toda la vida. Es un día en el que se mezclan ilusión, nervios y fiesta y queremos que todo salga perfecto.

Cuando se acercan estas fechas los escaparates se llenan de vestidos de comunión y complementos para que todo el mundo pueda comprar el que más se adapte a su gusto y a su presupuesto. Es por eso que la Tienda de Cáritas de Madrid ya tienen todos los vestidos de comunión y los complementos que se van a llevar esta temporada y disponen de 10 modelos que tu puedes personalizar a tu gusto y convertirlo en algo muy tuyo por solo 150 euros y además estarás ayudando a los demás en un día tan especial para tu hija y para toda tu familia.

Los vestidos de Comunión deben ser elegantes pero a la vez cómodos pues las niñas tienen que estar con él puesto todo el día. La mayoría de los vestidos suelen ser blancos y realizados en tejidos como el lino, seda o tul bordado. Pueden ser con manga o sin manga y también pueden tener un corte recto o caer con más vuelo. La tendencia actual es utilizar un vestido sencillo que nos pueda servir para este día tan especial y luego con algunos pequeños cambios nos pueda servir para asistir a cualquier otra ceremonia. ¡Feliz día!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 2
Loading ... Loading ...