Si estás de vacaciones come con moderación

Cuando estamos de vacaciones nos descontrolamos en materia de alimentación, nos saltamos la dieta, comemos más de lo necesario y si salimos fuera probamos todos los platos típicos. Sobre todo en estos cercanos días de Semana Santa que tanto se lleva comer las típicas torrijas.

Desde Nutrición Center, empresa de referencia en el sector de la nutrición en farmacias, ha elaborado un decálogo de consejos para no saltarnos las normas.
Intentar comer de forma saludable. Sabemos que estamos de vacaciones y que «un día es un día», pero aunque sea difícil controlarse, cabe recordar que también hay platos saludables en las cartas de los restaurantes.


No comer como si se acabara el mundo.  A veces porque no sabemos como son las raciones de los restaurantes o porque simplemente tenemos apetito, nos pasamos pidiendo comida y luego nos vemos obligados a terminarlo todo.  Es mejor ser comedidos y si tenemos más hambre estamos a tiempo de pedir algo más.
Compensar. Si sabemos que vamos a hacer una comida copiosa, podemos alternar con una cena ligera o viceversa.

No saltarse comidas. Hay que hacer cinco comidas al día y es preferible compensarlas entre sí antes que saltárselas, porque de esta forma, conseguimos el efecto contrario: nuestro cuerpo se vuelve ahorrativo porque no sabe cuánto tiempo pasará hasta que vuelva a recibir comida.

Mantenerse activo/a. Todos sabemos que el aburrimiento nos abre el apetito y cuando estamos toda una mañana tumbados al sol en la playa tenemos mucha hambre. Por eso, conviene tener algo de actividad, si estamos en la playa podemos nadar, jugar a las palas, etc, en lugar de permanecer en la toalla.

Tomar abundante fruta. Sobre todo a media mañana y en la merienda y sin prescindir de la piel.  También es un buen truco tomar una pieza de fruta y un vaso de agua antes de comer, para no llegar con demasiado apetito a la mesa.

Tomar alimentos depurativos como infusiones, zumos naturales, espárragos, alcachofas o calabacines para que nos ayuden a evitar la retención de líquidos.

Imagen | blog.webboda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...