¿Tienes miedo a las turbulencias?

Si le tienes miedo a las turbulencias este artículo te puede interesar

boeing-159589_1280

Si le tienes un poco de miedo a volar seguro que la palabra turbulencia acrecienta tu temor, pero tranquila que las turbulencias son muy habituales y no son nada que pueda preocuparte.

Si quieres saber lo que son las turbulencias puedes continuar leyendo

Turbulencias ¿qué son?

Podemos decir que un avión sufre turbulencias cuando se mueve de forma violenta debido a las variaciones de velocidad y dirección de las corrientes de aire.

Si quieres entender como son las corrientes de aire puedes imaginarte que un avión es un barco sobre las olas del mar, solo que las olas del cielo no son tan densas como las olas del mar y aunque se atraviesan de forma más fácil hay momentos que pueden sentirse.

En los vuelos nocturnos o vuelos a primera hora de la mañana no se suelen producir turbulencias porque a esas horas las corrientes de aire son más suaves, en cambio en los vuelos diurnos se sienten mucho más.

Las turbulencias se sienten mucho peor de lo que afectan al avión, pues la mayoría de las veces la altitud apenas varia unos pocos metros solo que el cuerpo humano no siente como varía la altitud sino las aceleraciones que se producen, por eso las sensaciones que sentimos dentro de un avión son algo engañosas.

Dentro de un avión existen unos factores que hacen que las turbulencias se sientan más o menos. En los asientos situados en el centro del avión o cerca de las alas se sienten mucho mucho menos que en los asientos que están en la cola del avión.

Consejos para sobrellevar las turbulencias mejor

  • Procura evitar reservar los asientos de atrás del avión pues es el lugar donde más se notan las turbulencias
  • En tiempo de calor evita reservar vuelos por la tarde porque es cuando se sienten más las turbulencias
  • Durante las turbulencias ajusta el cinturón así se reduce la sensación de despegarnos del suelo

Las turbulencias no suponen un problema de seguridad aunque algunos pasajeros pueden llegar a asustarse o incluso sufrir mareos. No debes tener miedo a las turbulencias porque los aviones están diseñados para soportar las turbulencias más agresivas y los pilotos están preparados para hacerle frente.

Los aviones cuentan con radares metereológicos para poder detectar la intensidad de las turbulencias asociadas a las tormentas y también con informes metereológicos que se elaboran varias veces al día y se tienen en cuenta para elaborar las rutas.

En realidad las turbulencias  son más un problema de comodidad que de seguridad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...