¿Cómo convertir un pésimo día en uno “no tan malo”?

¿Te has levantado con el pie izquierdo, como se suele decir? Estas 5 cosas te ayudarán a que tu día mejore, en lugar de ir a peor. ¡Toma nota de ellas!

Smiling woman enjoying a massage in a spa center

Levantarse con mal pie es algo que puede pasarte más o menos a menudo, pero que siempre te puede pasar. Lo cierto es que hay que saber diferenciar bien entre alguien que sufre una depresión en la que todos los días son malos, y alguien que simplemente no se levanta con el pie adecuado. Sin embargo, ambas cosas tienen mucho más en común de lo que te puedas imaginar. Superar una depresión es la mayor batalla a la que puedes enfrentarte por ti sola, pero se supera. Y se supera a base de esfuerzo diario. Así que, tanto para aquellas que viven un momento de bajón, como para aquellas que hoy tienen un mal día, tenemos unos cuantos consejos preparados.

Convertir un pésimo día en uno no tan malo es una cuestión de actitud. Es más que probable que hayas leído esto cientos de veces. Pero ese cambio de chip que necesitas, no es tan fácil de conseguir. ¡Ojalá tuviésemos un interruptor que pulsar para lograrlo al instante! Por ello es necesario realizar ciertas actividades que resulten estimulantes y que consigan hacer que tu cerebro reaccione de otra manera frente a los mismos hechos.

“La inapetencia por hacer algo se debe sobre todo a la falta de motivación por lo que se va a hacer o por lo que se va a conseguir, y/o por la ausencia de una necesidad”

Esto es lo que dice Pedro Marcos, ‘coach’ personal y co-director de la Escuela de Formación Integral en Coaching (EFIC). Y precisamente es a este experto a quién citamos para darte esos consejos que pueden hacer que tu día no sea tan malo. O, dicho de otro modo, convertir a ese día que ha empezado con mal pie y que quieres que se termine a media mañana, en una experiencia diferente. En un estímulo que al acostarte te haga reflexionar y llegar a la conclusión de que, finalmente, no ha estado tan mal.

5 Trucos para mejorar tu día

  1. Jugar con un perro: no son pocos los estudios que asocian tener una mascota con una mejor calidad de vida. No solo a nivel psicológico, sino incluso físico. Quién tiene a un perro como animal de compañía es menos propenso a sufrir enfermedades cardíacas. ¿Casualidad? No lo creo. Si tienes uno, no hay nada mejor para solucionar ese mal día que echarte unas carreras con él. Si no lo tienes, quizás ha llegado el momento de dar el paso y pensar en una adopción ¿No te parece?
  2. ¡Date un masaje!: aunque los tenemos como si fueran un capricho innecesario, lo cierto es que a veces merece la pena darnos esos caprichos. Además, son muchas las investigaciones que han demostrado la capacidad de estos para hacernos mejorar nuestro estado de ánimo. En el ámbito de los tratamientos de estética, logran que tomes una mayor conciencia del bienestar cuerpo-mente. Si hablamos de los que se dan por especialistas en fisioterapia, además se consiguen mejoras en cuanto a las características musculares y óseas.
  3. ¡Agua fría!: Pensarás que estoy loca por hacerte tal recomendación en pleno invierno. Sin embargo, varias universidades nórdicas han demostrado que el agua gélida tiene muchas propiedades para el organismo. Y se incluyen entre ellas la vitalidad y el dinamismo. Al final va a resultar que los finlandeses que se meten en los lagos helados tras un rato de sauna no están tan locos.
  4. ¡La TV por fin sirve para algo!: si estás k.o y no sabes cómo levantar el ánimo, puede que la TV no parezca, a priori, el mejor aliado para levantarte del sofá. Sin embargo, si eliges ver una buena comedia, puede que sí que obtengas geniales resultados. Reírse es bueno para todo, y provocar que tu organismo se ría incluso en esos momentos de bajón será recompensado.
  5. Practica yoga: el yoga es una de esas disciplinas que vale la pena tomar en consideración para mejorar tu bienestar. Si no tienes ni idea de por dónde empezar, o simplemente no tienes tiempo para horarios de clases, en Internet hay cientos de tutoriales con los que puedes empezar a practicar esta técnica. Te sentirás mucho más relajada y una vez la domines, apreciarás sus múltiples beneficios para tu salud física y mental.

¿Qué dices, te apuntas a conseguir que tus días dejen de ser un verdadero problema para ti y transformarlos en algo más positivo para ti?

Foto: © Wavebreakmedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...