Cómo mejorar tu autoestima

Si quieres mejorar tu autoestima empieza por valorarte a ti misma y si quieres puedes leer el siguiente artículo que puede ayudarte

mejorar autoestima

La autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos a partir de las experiencias vividas durante nuestra vida. Es algo con lo que no se nace, sino que se va desarrollando a lo largo de toda nuestra vida. En la adolescencia adquiere un gran valor ya que en esta etapa de la vida es cuando se crea la propia identidad. Se empieza a pensar por uno mismo, y también se le da la importancia que tiene a lo que piensan los demás. Precisamente por eso es importante gozar de una buena salud física y mental en esta fase. Si esto no se produce, en la edad adulta se pueden generar muchos conflictos, e incluso problemas sociales.

Si durante la adolescencia se consigue una autoestima elevada, es más seguro conseguir ser personas de éxito. Una alta autoestima ayuda a triunfar en los estudios, ayuda a enfrentarse a las posibles dificultades, a ser más independiente y a desarrollar un mayor sentido de responsabilidad y de respeto hacía los demás. Pueden parecer cosas banales, o ligadas exclusivamente al ego. Sin embargo, no hay que confundir el término autoestima con las connotaciones negativas que puede tener ser egocéntrico. Son cosas muy distintas…

Factores que intervienen en el desarrollo de la autoestima

  • Factores ambientales. La autoestima puede cambiar a lo largo de la vida en función de las experiencias vividas, o de los lugares que frecuentemos. También influyen mucho en ella las personas que forman parte de la vida, pues lo que te digan o  cómo te traten va a influir  en el desarrollo de esta cualidad de todo ser humano. Con el paso de los años te das cuenta que le enseñas a tus hijos lo que tus padres te enseñaron a ti. Todos esos recuerdos positivos también fomentan de algún modo la autoestima propia.
  • Factores cognitivos.  Las experiencias vividas en la vida las puedes tomar de una manera o de otra. Si las tomas de una forma positiva tu autoestima crecerá. Al contrario, si lo comienzas a ver todo con un prisma negativo, tu autoestima irá en descenso. Hay personas que ante una adversidad consideran que todo ocurre por su culpa y que todo lo hacen mal. Esas personas son más propensas a caer en una espiral de baja autoestima que les puede llevar a situaciones límites como la ansiedad o la depresión.

La autoestima está compuesta de diferentes partes. Se puede tener una autoestima distinta en cada aspecto de la vida. Quizás tengas una autoestima muy alta en casa, mientras que en el trabajo te muestras más bien bajo de este ingrediente. O al revés. Dado que son muchos los factores que influyen en el estado de ánimo, no siempre es fácil mantener el equilibrio en todas las facetas del día a día.

Una autoestima baja puede tener consecuencias negativas en tu vida. Aunque no está ligada de forma obligatoria con ellas, resulta mucho más frecuente que se den en las personas con esta característica enfermedades como la depresión, ansiedad o incluso algunas fobias.

Consejos para aumentar la autoestima

  • Se responsable y dueña de tu propia vida
  • No te compares con nadie, siente que tu eres única y que no hay nadie igual a tí
  • Reconoce tus talentos, haz uso de ellos y disfrútalos
  • Conserva las cosas buenas y elimina las malas
  • No vivas del recuerdo, trata de disfrutar el presente
  • Trátate con cariño y también a los demás
  • Rodéate de gente que te aprecie y que te quiera y evita la gente que siempre te esté criticando o reprochando algo
  • No envidies a nadie ni por su talento ni por su posición social
  • No evites los retos, pues ante un reto es mejor fracasar que no intentarlo
  • No busques las opiniones de los demás, cree en las tuyas y defiéndelas
  • Vístete con ropa alegre y divertida y no ocultes tu cuerpo detrás de un chandal todos los días
  • Disfruta de lo que tienes y aprende a conservarlo

La autoestima consiste en valorarte y quererte a ti misma sin importante lo que digan o piensen los demás. Hay un refrán que dice que es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el de uno mismo. Y si lo piensas bien, la sabiduría popular rara vez se equivoca. Por eso, quiérete, quiérete como si nadie más en el mundo pudiese quererte más. Verás como todo cambia de color con esa filosofía.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...