Disfruta de las fiestas sin conflictos familiares

Durante las fiestas navideñas se reúne la familia, con largas horas de tertulias y conversaciones. Esto puede dar lugar a que salgan viejas rencillas, pero es mejor evitar discusiones para promover el ambiente navideño.

Las cenas y comidas navideñas deben celebrarse en 'paz'

Llegan las fiestas navideñas, esas en las que la familia se reúne en la mesa y salen todo tipo de conversaciones, comentarios y opiniones. Personalmente opino, que las fiestas navideñas son una oportunidad que nos brinda la vida de demostrar que el ser humano puede ser generoso, paciente y comprensivo. Y es que tenemos dos opciones: aceptar reunirnos con la familia o no aceptar. Pero si has decidido aceptar hazlo de corazón y dejando para otro momento aquello que te molesta, aquello que no soportas o lo mal que te llevas con algún familiar.

Y es que pienso que la vida solo se vive una vez y la Navidad solo se disfruta una vez al año y al margen de las creencias personales de cada uno, la Navidad nos ayuda a ser mejores, a compartir, a ser generosos y a enseñar a nuestros hijos el valor de la familia y enseñarles a reconocer y apreciar los sentimientos de los que nos rodean. Porque discutir en una cena de Nochebuena, en una mesa de Navidad o en un Fin de Año solo crea malestar entre los familiares que nos acompañan y un mal ejemplo para los niños.

Aunque es difícil ponerse en la piel de los demás, reconocer sus sentimientos y comprender como se sienten, es necesario hacer un pequeño esfuerzo para que la buena sintonía reine en las fiestas navideñas. Sobre todo, porque si has decidido acudir a una fiesta, hay que intentar evitar las discusiones, hay que ser lo más generoso posible y eludir las provocaciones, además hay que intentar evitar estropear la fiesta solo por el hecho de no compartir este tipo de fiestas navideñas.

Por otro lado, hay algunas actitudes que se pueden adoptar para evitar los ‘malos rollos familiares’. Por ejemplo, si existe algún problema personal con algún familiar, lo mejor es hablarlo antes de las fiestas y decidir con ese familiar como evitar el tema durante la reunión con la familia, por otro lado, para eludir problemas con los regalos, se puede quedar con la familia antes de las fiestas para determinar presupuestos y que tipo de regalos infantiles son los adecuados.

También debemos evitar criticar el trabajo de quien se ha pasado horas en la cocina, aunque si el cocinero o la cocinera valoran de antemano los gustos de los invitados para intentar hacer un menú de acorde a la todos, también se pueden evitar malas caras. Aunque eso sí, los familiares deben valorar el trabajo que conlleva la preparación, el tiempo, el dinero y el esfuerzo de las comidas navideñas. Por lo que el respeto a la dedicación y a la preparación del evento navideño, se debe tener en cuenta a la hora de regalar un poco de buen ambiente, sonrisas, educación y comprensión.

Por otro lado, se puede evitar que una parte de la familia se moleste, para ello debemos tener en cuenta de que la familia en general, tanto la nuestra como la de nuestra pareja, tienen los mismo derechos de reunión y de disfrutar de los niños, por lo que las fiestas deberían ser equitativas para promover las buenas relaciones familiares. ¿Qué otros consejos se pueden aportar para tener unas fiestas navideñas en paz?

Vía | abc.es

Foto | allison.hare en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...