¿Eres una mujer desesperada?

Realmente la sociedad actual predispone que las mujeres padezcamos algún tipo de desesperación en la vida diaria. Siempre hay ciertas circunstancias que están predispuestas hacernos perder los nervios o comportarnos de una manera desesperada.

No es nada nuevo pensar que la mujer puede sentir ansiedad por infinidad de motivos, aunque no todos son fáciles de detectar. La cantidad de tareas diarias, no tener una vida plena e incluso no sentirse valorada por su pareja, amén de los problemas familiares, puede llevar a la mujer a sentir cierto tipo de ansiedad. Lo bueno sería detectar el problema o simplemente saber lidiar con todos ellos, sin embargo la práctica es más difícil.

Hay tipos de mujeres que sufren ansiedad cuando soporta muchas cargas, cuando arrastra relaciones frustradas, problemas con la familia e incluso los hijos y sobre todo cuando no confían en sus amistades porque en un pasado se sintió traicionada. Todos estos casos llevan a la mujer a dar una imagen de desesperación y por lo tanto tendrá una actitud negativa y ofrecerá comentarios llenos de resentimiento.

También hay infinidad de casos de mujeres que compatibilizan el trabajo laboral fuera de casa con el de ama de casa. Tantas tareas y quehaceres a parte de llevarle a una situación de estrés continuo, las hace vivir  en una constante desesperación al pensar que no llega o puede con todo.

Por lo tanto si te sientes identificada con alguno de estos casos, quizás sin darte cuenta eres una mujer desesperada. La solución está simplemente en disfrutar cada instante y momento. Para conseguirlo, aunque es difícil al principio, es simplemente tener una actitud pausada y tranquila en cada aspecto que surja la desesperación. No se adelanta nada con adelantar acontecimientos ni estar pensando en lo que se tiene que hacer mañana y por supuesto tampoco se puede vivir en un estado constante de alerta ante nuevas amistades o relaciones.

Dar la impresión de ser una mujer nerviosa y obsesiva no lleva a nada bueno. El autocontrol es importante para cultivar de nuevo amistades, buscar una nueva pareja o simplemente tener una buena relación familiar, los errores son para aprender y evolucionar como personas.

Para lograr esa serenidad, nada mejor que disfrutar de los muchos o pocos momentos libres de ocio. Con el tiempo se aprende a dejar la desesperación tanto del miedo, como del control o la desconfianza en el baúl del pasado para abrirse a una nueva vida sin rencores.

Imagen | Joelk75

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...