¿Evitas lugares por miedo a ser acosada?

Una nueva encuesta demuestra que más de la mitad de las mujeres europeas evitan lugares determinados y eluden situaciones para no sufrir acoso sexual.

La Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea ha realizado una de las mayores encuestas sobre violencia de género. Una de sus principales conclusiones tiene que ver con nuestro título de hoy: más de la mitad de las mujeres europeas rehúyen de lugares determinados y eluden situaciones para evitar el acoso sexual. La razón está clara: el miedo a sufrir acoso físico. Por tanto, todavía estamos lejos, muy lejos, de la igualdad de géneros, donde un hombre puede moverse sin miedo, pero una mujer debe evitar lugares por miedo a que la acosen, la violen o le hagan daño físico.

El porcentaje que se desgrana de la encuesta ‘Violencia contra las mujeres: una encuesta en toda la UE‘ es de un 53% de mujeres en Europa con miedo a ser víctimas de agresiones sexuales. Algunos datos nos muestran cómo el acoso físico y sexual comienza demasiado pronto, ya que un 18% de mujeres han sido objeto de este tipo de agresiones a partir de los 15 años. Es más, según publica ’20minutos’, una de cada veinte mujeres (es decir, un 5%) han sido violadas desde esa misma edad, quince años. Analizando los datos nos damos cuenta de que nueve millones de mujeres europeas, a día de hoy, fueron víctimas de acoso en el periodo de un año.

En la encuesta se han valorado los datos proporcionados por unas 42.000 mujeres de la UE. La media de entrevistas efectuada es de unas 1.500 entrevistas por cada país europeo. La edad para participar en la encuesta oscilaba entre los 18 años y los 74 y los temas preguntados giraban en torno al acoso sexual, la violencia física, posibles hostigamientos y agresiones en la infancia, etc. También se han incluido en la encuesta preguntas sobre el acoso a través de Internet y las nuevas tecnologías.

A todo esto, cabe añadir que uno de los problemas a los que se enfrenta el sistema es que la mayoría de estas mujeres que han sufrido este tipo de violencia física, no denuncia a sus agresores. Por tanto, los derechos de la mujer en Europa no se está tratando o abordando cómo se debería. Es evidente que el miedo al agresor, el miedo a la vergüencita o el miedo a la respuesta de la propia sociedad parecen demasiado fuertes para esas mujeres que ya han tenido bastante con la humillación de ser violadas, pegadas o atacadas físicamente y que se verían abocadas a entrar en un proceso judicial de carácter público para denunciar a su agresor. ¿Qué opináis vosotras?

Vía | 20minutos.es

Foto | gareth1953 the original

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...