Revelan que las pesimistas viven más

Un reciente estudio ha demostrado que existe una diferencia en la expectativa de vida entre las mujeres que viven de una forma positiva y las que lo hacen negativamente.

pesimista

Un nuevo estudio liderado por el grupo de investigadores de la Universidad Friedrich-Alexander de Nuremberg ha demostrado que las personas que tienen una visión pesimista de la vida y de sus perspectivas sobre la felicidad en el futuro, son a la larga, las que viven más tiempo y con mejor salud, comparadas a aquellas que son más positivas ante la realidad.

Para saber esto, los expertos se propusieron analizar los datos que conformaban el panel socio-económico alemán, que se obtuvo gracias a un amplio estudio multidisciplinario del que participaron unas 30 mil personas, desde el año 1984.

Frieder Lang, el actual director del instituto de psicología gerontológica de la Universidad de Nuremberg, indica:

“Las personas mayores que esperan un nivel de satisfacción limitado sobre su futura situación personal viven más tiempo y en mejor salud que quienes se imaginan un futuro de color rosa”…“Es probable que el hecho de ser más pesimista sobre su futuro incite a las personas mayores a cuidar más su salud, y mostrarse más prudente”.

Entre los participantes se pudo advertir que la gran mayoría de las mujeres jóvenes tienen una visión positiva por la vida, pero que aquellas que son un poco mayores tienen una mirada mucho más realista y por lo tanto pesimista de las cosas, lo que las hace tomar una menor cantidad de riesgos ante la vida y sus oportunidades.

Los autores del estudio afirman que cuanto más edad se tiene más crece el grado de pesimismo en las personas, algo que también se relaciona al hecho de que a mayor éxito y buena salud, también existe un aumento en los aspectos negativos del pensamiento, ya que la persona interpreta que cada vez tiene menor posibilidad de avance en su existencia, ya que el pesimista no ve nuevos objetivos en los días venideros.

Lo cierto es que pese a todo, lo mejor siempre es mantenerse viva, activa y positiva, correr riesgos sanos, aprovechar las oportunidades, crecer, conocer, probar y experimentar todo lo que se encuentre a nuestro alcance, para llegar el día de mañana a una edad madura, sintiendo por lo menos que no se nos ha quedado mucho por hacer en el camino, que al final de cuentas debe ser el mayor de los pesos, el no haber sabido vivir a pleno la vitalidad que nos ofrece la juventud, y la posibilidad de convertir en realidad lo que podamos proponernos cada día.

Fuente: El Nuevo Herald
Foto: liquene

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...