Y tu, ¿eres resilente?

Si quieres aprender a ser más resilente no debes perderte el siguiente artículo

resiliencia

Resilencia es una palabra que no todo el mundo sabe su significado, pero seguro que todo el mundo en algún momento de su vida ha tenido una actitud resilente.

La resilencia es la capacidad que tenemos las personas para afrontar los disgustos y adversidades que la vida nos presenta sin perder la calma. Ser resilente no significa que no estemos tristes ni que no sintamos dolor físico o emocional. Ser resilente es tener la capacidad de afrontar los obstáculos que se nos presentan a lo largo de la vida e ir sobrellevándolos a lo largo del tiempo.

La resilencia no es algo físico que podamos tocar, es un conjunto de pensamiento y actitudes y conductas que pueden ser aprendidas por todas las personas.

Características de las personas resilentes

Las personas resilentes tienen las siguientes características:

  • Saben controlar sus emociones ante una situación adversa
  • Saben identificar cuál es la causa de los problemas que sufren
  • Son personas flexibles y muy realistas
  • Aceptan la realidad tal y como es sin buscarse escusas
  • Siempre le encuentran un sentido a la vida
  • Su capacidad para mejorar nunca se pierde

Consejos para aprender a ser resilente

Muchas personas ya nacen con esta capacidad, pero tranquila, que en esta vida todo puede aprenderse. Si quieres aprender a tener una actitud más resilente no dejes de seguir estos consejos:

  • Cuídate

Busca siempre tiempo para cuidarte, para comer bien, para hacer un poco de ejercicio diario, para estar con los tuyos, para recostarte en el sofá, para leer un libro, para ver una buena película, en fin, hacer lo que más te guste y te haga sentir bien.Conocerte te ayuda a ser más resilente

  • Relaciónate con los demás

Aprender a relacionarse con los demás es un factor que ayuda a ser más resilente.También es bueno aceptar la ayuda de los demás y brindar apoyo a quien lo necesite.

  • Aprende a ser optimista

Debes entender que las cosas negativas no pueden durar siempre y que después de la tormenta siempre viene la calma. Esto no quiere decir que ignores los problemas, sino que le busques otra manera de verlos y de solucionarlos, así serás más resilente

  • Acepta los cambios

La vida es un cambio constante, por so no hay que aferrarse nunca a nada, hay que tratar de buscar siempre el lado positivo de los cambios y no aferrarse a nada. Los cambios pueden ser una oportunidad para que te muevas en otras direcciones distintas a la que estabas acostumbrada.

  • Rodéate de gente positiva

Trata de rodearte de personas que le den un sentido positivo a tu vida, por eso es fundamental que escojas muy bien tus amistades.

  • Aprende a creer en ti misma

Confía en tus virtudes y habilidades cuando algo te alga mal.Seguro que después de una situación apurada te sorprenderás a ti misma de lo que eres capaz de hacer y solucionar

Aprende a ser más resilente pues te ayudará a ser mejor persona…

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,50 de 5)
3.5 5 2
Loading ... Loading ...