7 trucos para no subir de peso durante la menopausia

La menopausia es una de esas épocas de cambios hormonales en los que puedes subir de peso fácilmente. Te mostramos algunos trucos que te ayudarán a impedirlo.

subir de peso

La menopausia es un proceso natural para las mujeres, aunque habitualmente se hable poco de las consecuencias que tiene para su salud y su estado de ánimo. En realidad, lo que implica la menopausia que se es la disminución de hormonas femeninas, la pérdida de la ovulación, de la menstruación y de la fertilidad. Aparece de forma natural entre los 45 y 55 años. Estos desequilibrios hormonales implican transformaciones en el cuerpo y en la forma de vida que debes tener en cuenta para poder pasar esta fase con mayor naturalidad y sin problemas para ti.

Sobre todo en los primeros estadios de esta etapa hay que luchar con los sofocos, la incontinencia urinaria y los cambios de humor. El mayor problema con el que se encuentran las mujeres que tienen la menopausia es la disminución de estrógenos y progesterona lo que hace que tu cuerpo acumule grasa y pierda masa muscular. En ese sentido, resulta mucho más sencillo coger unos kilos de más en esta fase que en cualquier otra época de tu vida. Puede que ya lo hayas notado y quieras ponerle remedio,


Como todo tiene solución, la menopausia no tiene por qué implicar un aumento de peso. Sin embargo, para evitarlo debes concentrarte en cambiar tus hábitos de alimentación evitando así que tu organismo reaccione cómo no deseas por la falta de hormonas. En ese sentido, algunos consejos que te vendrán bien serán los siguientes:

Consume más carbohidratos complejos

Se conocen como carbohidratos complejos los alimentos en forma integral (pan, arroz, avena etc) que se transforman en glucosa más rápidamente que los carbohidratos simples por lo que liberan la energía de forma progresiva durante el día. Esto hará que te sientas saciada y no tengas necesidad de picotear para obtener más energía que luego puede acumularse en forma de grasa.

Estos alimentos se encuentran tu alcance y por eso no valen excusas a la hora de consumirlos: cebada, maíz, germen de trigo, harina de avena, harina de maíz, salvado, arroz, pastas, panes integrales, galletas de avena, yuca, guisantes,lentejas… Los carbohidratos complejos son de absorción lenta por lo que no elevan los niveles de azúcares en sangre.

Incluye ácidos grasos omega 3 en tu dieta

Los omega 3 son ácidos grasos poli-insaturados que pertenecen al grupo de las grasas saludables. En realidad, es muy probable que hayas visto como se elogian sus muchas propiedades en innumerables dietas saludables, no solo las relacionadas con la pérdida de peso. Se encuentran en mayor medida en los pescados azules y el marisco, aunque también están en menor cantidad en las nueces y en el aceite de oliva. Estos alimentos debes incluirlos en tu dieta al menos dos veces a la semana. Los más aconsejables son: sardina, trucha, salmón, anchoa, atún, gambas, mejillones, cangrejos…

Incrementa el consumo de fibra

La fibra es fundamental en todas las edades, pero especialmente en la menopausia. Con este elemento podrás ayudar a tu organismo a controlar los niveles de colesterol y a prevenir problemas cardiovasculares. Puedes encontrarla en: lentejas, almendras, maíz, mango, ciruela, papaya, cítricos y cereales integrales.

No te olvides de las proteínas

Las proteínas no deben faltarte, pues con la menopausia se reduce la masa muscular. El proceso químico que sufre tu organismo y que explicamos al inicio de este artículo debe llevarte a elegir dietas con una mayor cantidad de éstas. Consigues proteínas en la carne, el pescado, los huevos, la leche y derivados, y en los frutos secos.

Tampoco te olvides del calcio

El calcio es esencial en nuestra dieta, pero sobre todo en la menopausia. Su consumo es fundamental para evitar la pérdida de masa ósea y la tan temida osteoporosis que aparece en muchas mujeres que han alcanzado esta etapa. Para conseguir una dieta rica en calcio puedes apostar por: leche y derivados, pescado, frutos secos, soja, o legumbres.

Toma vitamina D

Esta vitamina es necesaria para que el cuerpo pueda tomar el calcio de los alimentos. Si la ingesta del calcio es correcta, pero no lo es la de esta vitamina, podrías encontrarte con carencias importantes. La vitamina D está entre otros alimentos en el pescado o en el aceite de hígado de bacalao. También resulta útil tomar el sol durante al menos 10 minutos al día.

Haz ejercicio físico.

El ejercicio es fundamental para no ganar kilos, mejorar el sistema cardiovascular y mantener los huesos y las articulaciones saludables. Un buen paseo diario te ayudará a mejorar el metabolismo para no incrementar tu peso, y además te sentirás más en forma y activa.

Aunque creo que se deberían evitar en cualquier fase de tu vida porque no resultan en absoluto saludables, una de las mejores maneras para conseguir no ganar peso durante la menopausia, además de los consejos que te hemos dado anteriormente es mantenerte alejada de la comida rápida, el tabaco y el alcohol. Se trata de una fase importante de tu vida en la que los primeros días te sentirás un poco descolocada. Pero, con el paso del tiempo y unos hábitos saludables, todo volverá a la normalidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...