Alimentos que deberías incorporar a tu dieta para practicar deporte

El deporte consume energías, y en muchos casos debemos hacer un aporte nutritivo extra. Hoy te contamos cuáles son los alimentos que deberías incorporar a tu dieta deportiva.

alimentos

Las dietas están de moda ahora que llega el verano. Eso es un hecho. Sin embargo, la verdad es que la alimentación debería ser algo que nos preocupase más en cuanto a la calidad de ésta de lo que lo hace. No solamente se trata de reducir calorías de las comidas, sino de asegurarnos que tomamos los nutrientes que realmente necesitamos según nuestro estilo de vida. Y como parece que los deportes se están poniendo de moda, en nuestro caso concreto de hoy vamos a analizar cuáles son los alimentos que deberías introducir en tu alimentación diaria en caso de que vayas a practicar deporte o que ya lo estés haciendo. Ejercitarse todos los días consume energía, y además hace que perdamos nutrientes esenciales con el sudor. Y es por ello que hay que cambiar algunos hábitos para asegurarnos que nuestro cuerpo se recupera de todo lo que vamos quemando.

Cuando hacemos un ejercicio físico importante hay que tener en cuenta que perdemos grasa, pero también perdemos hidratos de carbono, utilizamos vitaminas y minerales para sintetizar lo que se necesita para ponernos en marcha y sobre todo, perdemos mucha agua. De ahí que nos encontremos con que casi todos los deportistas apuestan por hidratarse continuamente, y en muchos casos a consumir bebidas isotónicas que les aportan más minerales que los que toman en su dieta habitual. Además de este consejo, a continuación nos quedamos con unos cuantos alimentos que si no están aún, deberían estar en la dieta de alguien que quiere ponerse en forma, que practica deporte de forma activa, o que es un deportista amateur.

Alimentos básicos para practicar deporte

  • Arroz: aunque el arroz es uno de esos ingredientes básicos casi de cualquier cocina, nos encontramos con que el integral es el mejor por el aporte extra de fibra y nutrientes que hace a nuestro organismo. Además, es precisamente en el desayuno cuando deberíamos apostar por incluirlo como parte de nuestra dieta. A primera hora de la mañana este producto nos asegura tener energía para afrontar lo que nos queda, y además es de esa energía de la que podemos disponer en el momento. Perfecto para echar a correr desde bien temprano.
  • Zumos o batidos vegetales licuados: ya dijimos antes que la pérdida de líquidos que hace la práctica deportiva es realmente importante. Es por ello que resulta fundamental recurrir a elementos que contengan mucha agua. Y las frutas y verduras la tienen. Por ejemplo la sandía o el melón, que son de la temporada actual son prácticamente del todo agua. Pero no hay porque limitarse a ellos, las zanahorias con todas sus vitaminas, el pepino con prácticamente 99% de agua o los vegetales como el tomate con todos sus antioxidantes se convierten también en muy buenos aliados para estar en forma.
  • Frutos secos: podrían ser considerados en cualquier dieta el mejor aperitivo posible. Ya sabes que resulta realmente positivo separar las comidas diarias. Cuantas más y más pequeñas hagas mejor. Y las almendras, cacahuetes, nueves o anacardos son ideales para esa necesidad puntual de energía y además contienen un montón de ácidos grasos y de minerales y vitaminas que serán perfectos para la práctica deportiva. Por si esto fuese poco, todos ellos se asocian con una mejora del sistema cardiovascular, con lo que si haces deporte de fondo, estos productos te vendrán de perlas.
  • Proteínas de la carne sin grasa: Para conseguir que el ejercicio diario se convierta en músculo, hay que darle al cuerpo proteínas. Éstas provienen fundamentalmente de la carne, pero esa carne que sleccionemos debe ser magra para no producir el efecto contrario. Así en la primera comida importante del día tras el desayuno, puedes optar por filetes o por trozos de carne a la plancha de pollo, pavo, cerdo o ternera, pero siempre eliminando las zonas más grasas y la grasa más superficial si la tuviesen.
  • Yogures: son los grandes aliados de un deportista. De hecho, además de ayudar a regular todo el sistema intestinal gracias a sus bacterias aportan calcio, fundamental para evitar roturas de huesos por el esfuerzo físico al que sometemos a nuestro cuerpo. Eso sí, los ideales son los naturales sin azúcares añadidos para evitar por un lado el exceso de glucosa y por otro las sustancias artificiales que no aportan nada positivo a la dieta.
  • Pescado: no nos podíamos olvidar de él. Para la dieta de alguien que practica deporte, el mejor es el pescado azul.Los ya famosos grasos omega 3 que contiene hacen que la sangre vaya más fluída y también consiguen un efecto anti-inflamatorio importante a la hora de prevenir problemas en las aritculaciones y en los músculos. Desde luego, un consumo mayor al de tres veces por semana sería muy positivo en el caso de que vayas a practicar deporte constantemente.

Imagen: Editorial J

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...