Botox, verdades y mentiras

Si quieres saber algo más sobre el botox no te pierdas este artículo

lips-2122146_1280

La toxina botulínica es lo que normalmente conocemos como botox  es un medicamento que se utiliza hace ya muchos años en especialidades médicas como la oftalmología y la neurología.

Pero el uso del botox se ha extendido sobre todo en la medicina estética inyectándolo en los pliegues de la cara y las arrugas para hacerlas desaparecer. La función del botox es relajar la musculatura mediante inyecciones con cantidades muy pequeñas de producto en la cara obteniendo resultados casi de inmediato.

El botox es un medicamento que siempre debe ser aplicado por médicos especialistas.

Verdades y mentiras sobre el botox

  • Mucha gente tiene la creencia que el botox es tóxico pero no es verdad. El botox es una proteína derivada de la toxina botulínica y la cantidad que se suele utilizar es muy pequeña y nunca puede extenderse más allá de la zona donde se inyecta. De todos modos el médico antes de aplicar la toxina realiza exámenes para descartar que la persona sea alérgica o sensible a los componentes del botox.
  • Mucha gente cree que el botox solo se utiliza en medicina estética y eso no es verdad. El botox se utiliza en las migrañas crónicas, en oftalmología, en enfermedades neurológicas y en la esclerosis múltiple.
  • Mucha gente cree que aplicarse botox es doloroso y esto no es verdad. La aplicación del botox solo causa una pequeña molestia o un ardor que desaparece en poco tiempo. Lo que si hace el botox es provocar un hematoma en la zona donde se aplica pero a los pocos días desaparecen por si solos.
  • Mucha gente cree que el botox es adictivo y esto no es verdad. Lo que ocurre es que no debe inyectarse más de dos veces al año
  • Mucha gente cree que el botox tiene un efecto permanente y esto no es verdad pues cuando se inyecta el botox en las lineas de expresión sus efectos pueden durar hasta seis meses.
  • Mucha gente cree que el botox solo debe aplicarse cuando las arrugas ya son muchas pero esto no es verdad porque el botox es mucho más efectivo cuando se utiliza a modo de prevención. es mejor aplicarse el botox antes que las arrugas aparezcan pues se necesitan menos inyecciones y los resultados son mucho más naturales.

La toxina botulínica o botox también se utiliza en dermatología para tratar el exceso de sudoración en zonas como las axilas, manos y pies pues el botox lo que hace es disminuir la actividad de las glándulas sudoríparas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...