¿Cómo eliminar una contractura?

Los remedios naturales, el calor y la presión son la clave

Una contractura es un nudo que se forma en el músculo y que impide que la sangre llegue a las células musculares y que generan que las terminaciones nerviosas envíen señales al cerebro, provocando dolor de espalda. Esta situación forma un círculo vicioso porque el músculo con menos riego tiende a contracturarse más fácilmente y, la falta de sangre, acentúa el dolor. Generalmente el masaje va bien porque incremente la circulación sanguínea. Mientras concertamos una cita con el fisioterapeuta podemos aplicar en casa técnicas para aliviar las contracturas.

Elimina las contracturas de tu espalda

Elimina las contracturas de tu espalda

El dolor de espalda a veces es causado por una contractura, al tacto son unos nudos rígidos que aparecen en la espalda, especialmente en la zona de hombros y omóplatos. Es importante eliminar una contractura a tiempo ya que esta puede ir empeorando y causándonos más dolor. Aunque es preferible ir a un especialista, también algunos remedios caseros eliminan las contracturas:

Los baños aromáticos: eliminar una contractura puede realizarse a partir de un baño con distintas substancias naturales. Uno de ellos consiste en mezclar 5 gotas de romero, 5 gotas de lavanda, 5 gotas de aceite esencial de mejorana y 250 gr. de sales Epsom en un baño de agua caliente y por este orden. Debemos asegurarnos de que el agua con todas las substancias nos cubran la zona con las contracturas.

La infusión de tomillo o romero: las infusiones tienen muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud, una de ellas es eliminar o aliviar las contracturas musculares aunque no al beberlas. Una vez lista la infusión debemos mezclar el líquido con la arcilla (roja o verde) hasta que tenga una densidad parecida a una crema. Debemos aplicar la mezcla caliente a la zona afectada directamente. Pasados unos 20 minutos debemos retirarlo con agua caliente y poner una pomada o aceite para el dolor muscular.

Gel o ungüento de árcina: un remedio clásico para el dolor de espalda y las inflamaciones que también podemos usar para quitarnos una contractura muscular. Para ello debemos aplicarnos este gel en la zona donde nos duele, no limitarnos simplemente al bulto de la contractura. Recuerda que este tipo de remedio no debe usarse nunca si tenemos una herid abierta en la zona de aplicación.

Hidroterapia: una solución que a más de relajar nuestro cuerpo y mente nos ayudará a eliminar las contracturas de nuestra espalda. Si podemos acudir a un Spa, balneario o las instalaciones de nuestra ciudad disponen de ello; los chorros de agua y su temperatura nos ayudarán a encontrarnos notablemente mejor puesto que la presión y el calor son esenciales para quitarnos las contracturas.

Foto: eozikune en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...