Cómo sazonar y condimentar la comida para adelgazar

Si condimentas bien tu comida puedes hacer dieta y no echar de menos los sabores de toda la vida. El truco consiste en utilizar hierbas aromáticas, limón, naranja, yogures, queso bajo en caloría, etc.

Si condimentas tu comida con hierbas aromáticas y especias le darás un toque muy rico.

Uno de los principales inconvenientes de hacer dieta es que las comidas suelen ser muy insípidas, especialmente porque la comida tiene que tener poca cantidad de sal. El principal motivo es que la sal retiene líquidos y por lo tanto en una dieta sana se debe cocinar con poca sal. Una ‘solución’ o una alternativa a las comidas sin sal o con muy poca sal es usar otros tipos de aderezos, como por ejemplo la sal marina o la sal baja en sodio. No obstante, si te acostumbras a cocinar con poca sal el paladar se adaptará a ese tipo de sabor y no lo echará tanto en falta.

Aún así hay algunos trucos para aderezar la comida y darle un toque de sabor, pero sin pasarse, que nos ayudará a realizar con más ánimo la dieta. Digamos que seria una forma de comer con sabores muy ricos pero sin añadir más calorías a la dieta diaria. La forma de conseguirlo es usando condimentos, moderar la cantidad de algunos de ellos y la forma de combinarlos. Un claro ejemplo son las ensaladas, ya que al ponerles poco aceite y muy poca sal quedan algo insípidas, pero si les añades unas gotas de limón recién exprimido o dos o tres cucharaditas tamaño café de mayonesa light le darás un sabor muy rico y no aumentarás casi nada las calorías de tu ensalada.

Por otro lado, el pescado o la carne a la plancha puedes tener más sabor si le añades unas gotas de limón, de naranja, añadiendo un poquito de mostaza (la mostaza es muy digestiva y casi no tiene calorías), utilizando unas cucharaditas de ketchup, pimienta, etc. Por otro lado, tienes un recurso que yo suelo utilizar mucho últimamente  las hierbas aromáticas o como se las conoce popularmente, las especias. Un pescado a la plancha con una gotas de limón y un poco de tomillo por encima está delicioso y ya no digo una ensalada combinando algunas especias mezcladas con el zumo de limón. Las hierbas aromáticas son una excelente opción para evitar utilizar condimentos altos en calorías y sustituirlos por sabores como la canela, el orégano, el jengibre, el estragón, la menta, el romero, etc.

Como ves, puedes darle un toque especial a tu plato del día solo combinando tus sabores preferidos con especias, aunque también puedes añadir otros elementos que también pueden aportar diferentes sabores a tus platos. Dos claros ejemplos son los quesos bajos en calorías y el yogurt (desnatado mejor). Porque si quieres probar algo sorprendente es mezclar el yogurt con  una ensalada y añadiendo alguna de tus especias favoritas. Otro elemento que en casa lo utilizamos mucho, es el ‘vinagre de módena’, este tipo de vinagre da un sabor muy especial a las ensaladas. ¿Tienes más trucos para aderezar la comida sin aumentar las calorías? ¿Nos cuentas tus recetas?

Foto | Fújur en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...